Saltar al contenido

Startup

noviembre 19, 2021 Modificado el 15/06/2022 por Idoia G. Munárriz
startup

Con la llegada de las nuevas tecnologías y la proliferación de los medios digitales, surgen nuevas y apasionantes oportunidades. En el mundo empresarial no había excepciones, por lo que muchas personas con capital y posibilidades limitadas ahora son capaces de lanzar sus proyectos a cualquier rincón del planeta. Una startup es un claro ejemplo de ello.

Facebook, Amazon o incluso Google fueron startup en sus inicios, pequeñas empresas que comenzaron desarrollando un proyecto, una idea que revolucionaría el sector de una forma que nadie podía imaginar, incluidos los propios fundadores.

Hoy conoceremos más de cerca la estructura y sentido de una startup, descubriendo sus principales características y las posibilidades que ofrecen para todos aquellos emprendedores que desean ponerse manos a la obra con sus proyectos.

¿Qué es una startup?

La definición de startup es moderna y pertenece al propio siglo XXI, sin embargo, nos referimos a las empresas de nueva creación que todos conocemos. Salvo que en este caso, se trata de modelos de negocio más tecnológicos y dinámicos.

Este término modernizado a nuestra era digital, apunta hacia todas aquellas sociedades que han sido creadas recientemente y desean lanzar un proyecto donde el componente digital está presente. Son rápidas, potentes y fácilmente adaptables.

Según la definen, una startup es aquella empresa joven donde se prevé que pueda crecer exponencialmente gracias a su potencial. Una firma que comercializa servicios o productos a través de Internet y mediante el uso de las nuevas tecnologías como eje central.

A diferencia de una pyme convencional, donde su carrera es mucho más lenta y no obtiene beneficios hasta haber transcurrido un tiempo desde que se invirtió en su creación, la startup es un modelo de empresa que sale al mercado de una forma fugaz, al igual que sus previsiones por obtener beneficio y poder crecer.

Principales características de una startup

Siguiendo con la línea anterior, una startup difiere del concepto de pyme por la sencilla razón de contar con una estructura tecnológica que le permita comercializar, rentabilizar y ser viral mucho antes que cualquier otra.

Para ello es esencial experimentar una transformación digital, aspecto que todavía sigue siendo un limitante a muchas empresas medianas y pequeñas que se conforman con su actual rango de cobertura local y no contemplan modernizarse tecnológicamente.

Para que podamos comprender mejor la finalidad de una startup, qué mejor que reunir sus principales características a fin de conseguir obtener una impresión mucho más detallada de su estructura, sentido y objetivos:

  • Juventud. Ya no solo por contar en su plantilla con personal joven y dispuesto a enfrentarse a cualquier reto, sino por la intención y motivación que les permite conseguir financiación a través de canales que una pyme no contempla, como el crowdfunding.
  • Tecnología. El ambiente que se respira en la startup está siempre relacionado con las nuevas tecnologías e ideas innovadoras. Sus sistemas de gestión, venta, marketing y demás elementos están marcados por el componente modernizado y tecnológico.
  • Escalabilidad. Es uno de sus mayores y mejores rasgos. Una startup se caracteriza por ser completamente escalable, es decir, por su facilidad de adaptación y crecimiento, pudiendo aumentar sus beneficios sin necesidad de gastar más. Sus dimensiones son reducidas pero son capaces de generar grandes ingresos.
  • Bajos costes. Una startup tiene como misión mantener sus costes bajos, tanto en la producción como en su mantenimiento. Por eso no es extraño ver cómo en sus inicios comparten espacios y recurren al coworking con otras empresas.

Poseen muchas otras cualidades y características que las hacen un modelo de negocio realmente interesante y tentador para muchos emprendedores que desean llevar a cabo sus proyectos. No obstante, estas son las más importantes.

Ventajas e inconvenientes de una startup

Arrancar en el mercado como una startup puede permitirnos que muchas de las puertas que siguen cerradas para las pymes se nos abran, como la financiación alternativa o la modernización y ventajas que proporcionan las nuevas tecnologías.

Además, una startup será siempre una opción muy tentadora para atraer nuevos profesionales altamente cualificados, ya que saben perfectamente que esta forma de negocio es capaz de generar grandes beneficios en apenas unos meses.

A grandes rasgos, esta es una pequeña relación con los aspectos más favorables e importantes de una startup:

  • Posibilidad de crecimiento exponencial en poco tiempo.
  • Precisan de poca inversión.
  • Atraen profesionales de alta cualificación.
  • Emplean las tecnologías como medio de venta y comunicación.
  • Son jóvenes y dinámicas.
  • Mucho más adaptables que el resto de empresas.

Sin embargo, también debemos tener en cuenta que una startup implica riesgos, además de conllevar una serie de desventajas que, aun no siendo iguales para todos, sí deben tenerse en cuenta:

  • Su riesgo es más elevado, dada su exposición y dependencia de las tendencias del mercado.
  • No existe jornada laboral, la dedicación es total al inicio.
  • Inestabilidad en cuanto a la situación de la empresa, ya que registrará multitud de altibajos.
  • En sus inicios, los salarios son inferiores respecto a las pymes, ya que la inestabilidad impide dedicar parte del presupuesto a ello.

Ejemplos de startups en la actualidad

A pesar de habernos referido a Facebook o Amazon como startups, en la actualidad existen muchas otras compañías que todos conocemos y que siguen generando grandes beneficios, así como proporcionar trabajo a miles de personas.

  • Glovo. Una empresa dedicada a la puesta en contacto entre los repartidores y el cliente, donde la comida o cualquier otro encargo es gestionado por la plataforma y atendido por estos trabajadores hasta llevarlo a nuestra puerta.
  • Cabify. Otra plataforma que gestiona el transporte entre usuarios y conductores VTC, donde al igual que en un servicio de taxi, acuden a nuestro encuentro para conducirnos hacia el destino que deseemos.
  • Jobandtalent. Una empresa dedicada a poner en contacto empresas que buscan nuevos trabajadores con usuarios interesados en una oportunidad laboral.

Y podríamos seguir agrandando la lista hasta el infinito, ya que en ella encontramos desde pequeñas startups que acaban de dar sus primeros pasos hasta gigantes como el ya conocido Facebook, donde sus inicios fueron tan meteóricos como su actual éxito.