Saltar al contenido

Sindicatos

noviembre 10, 2021 Modificado el 22/12/2021 por Aitor Munarriz
sindicatos

¿Qué es un sindicato?

Un sindicato es una entidad compuesta por trabajadores que defienden sus intereses financieros y laborales frente al empleador con el que se encuentran asociados a través de un contrato, una cámara patronal, o el gobierno.​

¿Para qué sirven los sindicatos?

A continuación podrás conocer cuáles son las funciones más importantes de un sindicato:

  • Dar a sus miembros el poder que necesitan para reclamar, negociar y obtener resultados favorables que beneficien las condiciones laborales.
  • Mantener un diálogo continuo con los empleadores y los trabajadores.
  • Defender los intereses de sus afiliados.
  • Proponer ideas y sugerencias que generen mejoras en el ámbito de trabajo.
  • Estudiar las condiciones laborales que manejan las empresas.
  • Ejecutar y firmar convenios o contratos colectivos.

Los convenios colectivos

Es importante aclarar que los convenios colectivos establecen las responsabilidades y derechos que deberá tener una compañía y los miembros afiliados al sindicado para llevar a cabo un proyecto. Asimismo, tanto la empresa, así como los trabajadores, necesitarán llegar a un acuerdo para luego redactar y firmar el contrato. El convenio finalizará cuando se dé por terminado el proyecto, cuando haya un consenso mutuo, o bien, cuando la empresa cierre.

Por otra parte, los sindicatos pueden llegar a ser beneficiosos no sólo para los trabajadores, sino también para las empresas. Ahora bien, por desgracia hay distintos tipos de sindicato que sólo persiguen intereses políticos o personales y lo último que buscan es defender al trabajador. Por consiguiente, terminan afectando a los empleados y a las empresas. Por esta razón, en caso de poder elegir afiliarse o no, antes de la afiliación a un sindicato, es esencial investigar con más detalle la asociación.

¿Cuál es el objetivo de los sindicatos?

El objetivo más importante de un sindicato es asegurar y velar por el bienestar de sus integrantes. En otras palabras, debe garantizar buenas condiciones de seguridad e higiene laboral. Además, a través de la unión, debe crear una capacidad de negociación que permita entablar una conversación activa entre el empleador y los trabajadores.

sindicatos manifestación
Manifestación de sindicatos españoles en la ciudad de Pamplona

¿Cómo se forma un sindicato?

Los orígenes del sindicalismo están vinculados con el desarrollo del capitalismo. En el siglo XIX, a partir de la aparición de las primeras fábricas en Inglaterra surgió el movimiento sindical. Mientras que entre finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX comenzó su consolidación ligada a la expansión de las grandes empresas.

En aquella época, las condiciones de trabajo eran nefastas para casi todos los trabajadores. La jornada laboral solía superar las 14 horas, los sueldos eran miserables, no habían normas de prevención, y en muchos casos los niños también trabajaban. Por si esto fuese poco, muchos barrios obreros no contaban con ningún tipo de servicio público. Por este motivo, para el año 1840 se consideraba que la esperanza de vida rondaba en torno a los 25 a 27 años.

Frente a la severa explotación laboral los trabajadores empezaron a ayudarse entre sí para satisfacer algunas de sus necesidades. De este modo surgieron organizaciones obreras que más adelante dieron lugar a los sindicatos. Estas entidades tenían como objetivo socorrer a trabajadores enfermos o lastimados, y además buscaban combatir la pobreza.

La conciencia de clase

Por medio de la industrialización, una elevada cantidad de trabajadores rurales migraron a las ciudades y empezaron a trabajar en diferentes fábricas. En consecuencia, las zonas industriales fueron urbanizadas y se crearon barrios obreros, en donde vivían los nuevos trabajadores. De esta forma, muchos de ellos compartían el entorno laboral, residencial y también áreas de ocio. Fue así que, en conjunto, los trabajadores encontraron distintos inconvenientes que tenían en común y nació la conciencia de clase.

El desarrollo del sindicalismo

Cabe destacar que los primeros sindicatos se dividían por oficio. Sin embargo, al poco tiempo estos se fueron agrupando dando lugar a importantes asociaciones sindicales de magnitud nacional e internacional. Las mismas habían alcanzado su legalización transformándose en entidades de gran poder a comienzos del siglo XX.

De hecho, el primero de mayo de 1886 se produjo una gran huelga en los Estados Unidos. A través de la misma se logró que la jornada laboral pasara a ser de 8 horas. Esta fecha dio origen al “Día Internacional de los Trabajadores”. Vale la pena aclarar que la jornada de ocho horas fue una de las primeras victorias del sindicalismo internacional. De igual modo lo fueron las vacaciones pagas y la seguridad laboral. Estas consignas hoy en día forman parte de los derechos básicos de los trabajadores.