Saltar al contenido

Agricultura extensiva

septiembre 26, 2022 Modificado el 30/09/2022 por Aitor Munarriz
agricultura extensiva

Qué es la agricultura extensiva

La agricultura extensiva es un tipo de producción agrícola que se basa en el empleo de pequeñas cantidades de factores productivos como capital, maquinaria y mano de obra en relación a la superficie cultivada.

Suele producirse en amplias extensiones de terreno (aunque no siempre), utilizando solo los recursos que ofrece la naturaleza y prescindiendo productos químicos que alteran las propiedades del suelo, o bien si se utilizan, se hace en pequeñas cantidades. Se utiliza para maximizar el rendimiento del terreno mientras se emplea un nivel mínimo de recursos y se respeta el medio ambiente.

En resumen, la agricultura extensiva es un método de producción agrícola que utiliza los recursos naturales como el agua, luz solar, nutrientes del suelo y los desechos orgánicos, para desarrollar y explotar sus cultivos. En relación a la agricultura intensiva, emplea menos insumos (maquinaria, inversion, mano de obra, pesticidas, herbicidas, etc.) pero también produce menos rendimiento por hectárea en sus cosechas.

Dicho de otro modo, la agricultura extensiva se dedica a explotar el suelo de forma consciente con el medio ambiente utilizando técnicas de cultivo no invasivas que permitan la regeneración de los recursos naturales y minimizando o eliminando el uso de  productos químicos como fertilizantes, herbicidas o insecticidas.

De esta manera, la agricultura extensiva suele practicarse en zonas que tengan fácil acceso a recursos naturales y que al mismo tiempo cuenten con un clima favorable para el cultivo. De hecho, no se practica durante todo el año sino en las estaciones más cálidas y húmedas o según los requerimientos del tipo de producto agrícola que se está desarrollando. Por ejemplo, el arroz se siembra a principios del mes de junio, el maíz suele ser sembrado en la primera quincena de mayo y el ajo se siembra entre el otoño- invierno.

Los cultivos extensivos no solo minimizan la aplicación de productos químicos en los sembradíos, sino que también reducen el uso de maquinaria y energía. Así por ejemplo, las actividades de riego del cultivo dependen de la lluvia o de pequeños drenajes, mangueras o canales que puedan extraer y trasladar el agua de los ríos cercanos al sembradío, pero no se utilizan sistemas de riego avanzados o infraestructuras que requieran grandes cantidades de agua y energía.

Es importante añadir que sus plantaciones se llevan a cabo en zonas con un nivel poblacional bajo, como las zonas rurales y aunque se trata de grandes extensiones de terreno, siempre se dejan algunos espacios libres para barbechos o parcelas con pasto destinado a la alimentación del ganado.

Tipos y Ejemplos de Agricultura Extensiva

Para entender mejor el concepto de la agricultura extensiva, veamos a continuación algunos ejemplos de sus diferentes tipos o modalidades:

  1. Agricultura extensiva tradicional. Es aquella que se dedica a desarrollar grandes sembradíos de productos agrícolas sin utilizar tecnología ni productos químicos. De manera que, respeta los ciclos de regeneración del suelo pero suele ser intensiva en el uso de mano de obra.
  2. Agricultura extensiva de subsistencia. Es aquel huerto, cultivo o sembradío que tiene el objetivo de satisfacer las necesidades de alimentación de una familia, finca o pequeño territorio. No requiere grandes niveles de inversión para llevarse a cabo, más bien es una solución para subsistir que no genera muchos excedentes ni tiene fines comerciales.
  3. Agricultura extensiva ecológica. Son sembradíos que se desarrollan bajo altos estándares de calidad aplicando técnicas responsables con el medio ambiente y sin utilizar ningún tipo de producto químico, agentes contaminantes y maquinaria pesada. Se enfocan en producir calidad alimentaria y no un gran volumen de productos que puedan ser perjudiciales para los consumidores. Algunos productos agrícolas que se pueden desarrollar utilizando el cultivo ecológico son las lechugas, guisantes, judías, tomates y espinacas.
  4. Agricultura extensiva mecanizada. Es aquella que involucra el uso de maquinaria, tecnología o equipos novedosos para mecanizar procesos manuales y aprovechar completamente el terreno. De igual forma, respeta los ciclos de cultivo y las condiciones naturales de los ecosistemas pero incluye algunos equipos que optimizan la producción como los sistemas de riego, filtros de agua o válvulas de limpieza.

Ventajas y desventajas de la Agricultura extensiva

✔️ Veamos a continuación las principales ventajas y desventajas de la agricultura intensiva:

Ventajas

Estas son las ventajas de la agricultura extensiva más importantes:

  1. Es extensa y responsable con el medio ambiente. Es capaz de desarrollar grandes extensiones de cultivo sin sobreexplotar la capacidad de la tierra y respetando los tiempos de regeneración ambiental.
  2. No utiliza productos químicos. Minimizando riesgos y efectos secundarios sobre la salud de los consumidores y la estabilidad del ambiente. 
  3. Es económica. No requiere grandes niveles de inversión para desarrollar y mantener los cultivos.
  4. No es intensiva en mano de obra. Los cultivos extensivos pueden ser trabajados por pocas personas.
  5. Menor consumo de agua y energía. No utiliza sistemas de regadío ni maquinarias sofisticadas que requieran un uso excesivo de recursos naturales.
  6. Es flexible. Puede adaptarse a nuevas tecnologías que logren mecanizar procesos manuales.
  7. Utiliza recursos que de otro modo se perderían: muchas veces este tipo de agricultura emplea como imputs materiales reciclados, que de otro modo serían deshechados, como el estiércol de los animales o el compost vegetal.

Desventajas

❌ Entre las ventajas de la agricultura extensiva destacan:

  1. Es intensivo en el uso de terrenos. Requiere grandes extensiones de terreno para desarrollar los cultivos.
  2. Bajos niveles de productividad. El nivel productivo por hectárea es mucho menor si se compara con la agricultura intensiva.
  3. Sensibles a clima. Los cultivos extensivos son muy vulnerables a las variaciones climáticas como sequías, heladas o ciclones.
  4. Beneficios económicos tardíos. Las explotaciones agrarias extensivas tardan más tiempo en generar beneficios económicos porque tardan más en desarrollarse.