Saltar al contenido

Agricultura intensiva

septiembre 26, 2022 Modificado el 30/09/2022 por Aitor Munarriz
agricultura intensiva

¿Qué es la agricultura intensiva?

La agricultura intensiva o agricultura industrial es un tipo de agricultura especializada en producir grandes cantidades de productos agrícolas, a través de un uso intensivo de los recursos productivos, como el capital y el trabajo, por cada unidad de tierra. Es utilizada para maximizar el rendimiento de las cosechas y optimizar el uso de los terrenos cultivables.

Es decir, que por cada hectárea de terreno cultivado, este tipo de producción agrícola emplea más capital (más inversión, maquinaria, productos químicos, etc.) y más trabajo que la misma superficie cultivada de manera tradicional. Esto da como resultado grandes cosechas, en relación al tamaño de la tierra cultivada.

En resumen, la agricultura intensiva es una técnica agrícola de producción masiva que se caracteriza por el uso intensivo de recursos productivos como la tierra, capital, insumos o mano de obra. De manera que se enfoca en obtener la mayor cantidad de productos por unidad de superficie (metro cuadrado, hectárea o parcela).

Para asegurar el máximo rendimiento del terreno y de los cultivos, las técnicas de agricultura intensiva suelen utilizar grandes cantidades de productos químicos artificiales como fertilizantes, pesticidas, fungicidas e insecticidas. A esto, se le añade un nivel elevado tecnología, maquinaria pesada, tecnificación y sistemas de riego que en conjunto, garantizan el máximo rendimiento de la tierra.

De hecho, el uso de la tierra también se realiza de forma intensiva ya que suele cultivarse dos veces al año: en primavera- verano y en otoño- invierno. Además, la agricultura intensiva a menudo es monocultivo, es decir, que suele desarrollar un solo tipo de cultivo durante el ciclo de cosecha como por ejemplo un lote de arroz, maíz o trigo.

Tipos y Ejemplos de la Agricultura Intensiva

Para entender mejor el concepto de la agricultura intensiva, veamos a continuación algunos ejemplos de sus diferentes tipos o modalidades:

  1. Monocultivos masivos. Son sembradíos de un solo tipo de producto agrícola que buscan optimizar el rendimiento del terreno o parcela para obtener un máximo volumen de la cosecha. Este tipo de cultivos, es ideal para que los agricultores logren estandarizar procesos, acciones de fertilización, técnicas y estrategias de control de plagas que minimizan los costos de producción.Suelen llevarse a cabo en zonas agrícolas o espacios remotos, empleando gran cantidad de productos químicos para evitar que las plagas perjudiquen el desarrollo del cultivo. Los monocultivos masivos pueden ser de soja, arroz, trigo, maíz o sorgo.
  2. Cultivos hidropónicos. Es un tipo de agricultura intensiva que desarrolla los cultivos sin utilizar el suelo, es decir, las plantas crecen sobre musgo, arena, perlita o fibra de coco y sus raíces se desarrollan de forma suspendida mientras absorben el agua, minerales y nutrientes requeridos durante su ciclo de cultivo. Los productos agrícolas que se suelen desarrollar en cultivos hidropónicos son los tomates, lechugas, frambuesas, cilantro y zanahoria.
  3. Agricultura de invernadero. Son cultivos que se llevan a cabo bajo una estructura cerrada cubierta por plásticos o materiales transparentes que permiten el paso de la luz del sol, pero mantienen controladas las condiciones medioambientales que pueden afectar el desarrollo de los cultivos. En este caso, los cultivos no se desarrollan en el suelo sino que se utilizan sacos de plástico, bandejas, contenedores o soportes donde se siembras las semillas y se le suministran todos los nutrientes que requieren a través del riego. Algunos ejemplos de cultivos de invernadero son tomate, pimentón, lechuga, fresa, col y guisantes.
  4. Agricultura de regadío. Es un tipo de agricultura que se utiliza para desarrollar cultivos asociados a un nivel de hidratación y humedad muy elevado, es decir, que requieren un proceso de riego constante. Suele incluir estructuras que favorezcan las labores de riego como canales, aspersores, tuberías o acequias. Algunos ejemplos de cultivos de regadío son el arroz, algodón, maíz, trigo, papas o remolacha.

Ventajas y desventajas de la Agricultura Intensiva

Veamos a continuación las principales ventajas y desventajas de la agricultura intensiva:

Ventajas

✔️ Veamos cuáles son las ventajas de la agricultura intensiva:

  1. Mayor rendimiento económico. La optimización de los espacios y el rendimiento de las cosechas deriva mayores beneficios económicos.
  2. Abastecimiento de la demanda. Es la única modalidad agrícola que garantiza el constante abastecimiento y disponibilidad de alimentos.
  3. Genera empleos. Tanto directos (obreros, campesinos, agricultores) como indirectos (choferes, cocineras, operadores de maquinaria, administradores, secretarias).
  4. Precios más bajos. La optimización de los recursos productivos permite que los productos agrícolas tengan un precio más accesible en el mercado.
  5. Mayores índices de calidad. El control eficiente de las plagas y la estandarización de las técnicas productivas garantizan productos agrícolas de buen tamaño, forma y sabor.
  6. Aprovechamiento del suelo. Se garantiza el máximo aprovechamiento de cada superficie de suelo cultivable.

Desventajas

❌ Estas son las desventajas de la agricultura industrial:

  1. Contaminación ambiental. El uso excesivo de los productos químicos (fertilizantes, herbicidas, plaguicidas) que aseguran la máxima productividad del suelo en la agricultura intensiva, genera contaminación de aguas subterráneas, ecosistemas y satura el rendimiento de los suelos.
  2. Efectos negativos en la salud. Los procesos de fumigación y abonado de los cultivos pueden liberar toxinas o sustancias que son perjudiciales para la salud de los consumidores.
  3. Alteración de las condiciones  del suelo. El exceso de trabajo puede ser dañino para las condiciones de acidez del suelo, el nivel de productividad y la calidad de vida de las comunidades cercanas al terreno cultivado.
  4. Menor biodiversidad. Al tratase generalmente de monocultivos y emplear profusamente insecticidas y herbicidas, alrededor de este tipo de cultivos a menudo no existe ningún tipo de biodiversidad, ya que los insectos, que están en la base de la cadena trófica, mueren instantáneamente al entrar en contacto con estas plantas. Es de sobre conocido el efecto de estos productos sobre las abejas, mariposas y otros insectos.
  5. No se fomenta la economía ciruclar. Este tipo de agricultura no fomenta la reutilización de productos naturales de deshecho, como puede ser el estiércol animal o el compost vegetal, ya que los insumos que utiliza (fertilizantes químicos, herbicidas) son productos recién fabricados.
  6. Empleo de semillas modificadas genéticamente. Este tipo de cultivo, a menudo utiliza semillas genéticamente modificadas, en lugar de las variedades tradicionales, las cuales generan controversia entre muchos consumidores por sus posibles efectos sobre la salud.