Saltar al contenido

Socialismo

octubre 31, 2021 Modificado el 17/10/2022 por Aitor Munarriz
socialismo

El término socialismo se asocia directamente a una corriente política, pero ¿conoces lo que significa realmente y qué características lo definen? Realmente, se trata de un sistema que engloba distintos aspectos económicos y sociales, con un claro objetivo principal, la defensa de la propiedad colectiva frente a la propiedad privada, sobre todo en lo que a la administración del estado se refiere.

De este modo, busca la desaparición de clases sociales y que, por ende, el reparto de riqueza dentro de un estado pueda hacerse de manera igualitaria.

¿Cuál es su origen?

El nacimiento del socialismo se encuentra en los movimientos revolucionarios de finales del siglo XVIII, como respuesta a las condiciones laborales que se desarrollaron durante la Primera Revolución Industrial. Sus principales precursores y autores más importantes son Karl Marx y Friedrich Engels, autores e la obra “El Manifiesto comunista”, publicado en 1848.

En ella se realiza una crítica al sistema capitalista, así como a la relación de explotación y desigualdad que ocurría entre los dueños de los medios de producción y la clase obrera o proletariado. Además se propone como solución la colectivización de la sociedad, y el papel preponderante del Estado, quien acturará como único organizador y administrador de los medios de producción.

Características del Socialismo

Además del objetivo principal que busca el socialismo, existen otras propiedades claves que definen este tipo de gobierno.

En primer lugar, un estado socialista debe conseguir que el capital no esté gestionado por empresarios capitalistas, sino que debe estar distribuido de forma igualitaria entre toda la población, consiguiendo de este modo la desaparición de clases sociales.

Por otro lado, un estado socialista busca el bienestar social basado en el control del mercado, con el fin de controlar los ámbitos económico y social.

Tipos de socialismos existentes

Pero, como hemos podido ver a lo largo de la historia, no existe una única clase de socialismo, ya que en función de las diferencias gubernamentales podemos encontrar definir cuatro tipos de corrientes con algunas características sociales y económicas comunes:

  1. Socialismo utópico: su principal objetivo es la lucha por conseguir una sociedad más igualitaria.
  2. Socialismo científico: esta corriente se basa en el materialismo histórico de Karl Marx que determina que el socialismo debe sentar la base de una sociedad más igualitaria como consecuencia de la lucha de clases.
  3. Socialismo de mercado: el propio estado es el encargado de planificar la dirección que debe tomar la economía, a la par que se encarga de utilizar el mecanismo de libre mercado para conceder ciertos recursos a algunos sectores con una serie de condiciones fijadas por la propia nación.
  4. Socialdemocracia: actúa directamente sobre la economía de mercado, ya que es el propio estado el que se encarga de intervenir sobre este sistema con el fin de buscar el interés general de la población.

Países con gobiernos socialistas

A lo largo de la historia, han sido muchos los estados que han intentado seguir el modelo de socialismo, pero muy pocos han logrado establecerlo de manera duradera. Además, a lo largo de los siglos XX y XXI, se ha podido observar cómo los países que han intentado fijar este estilo de gobierno tenían múltiples diferencias entre sí, a pesar de contar con claras bases socialistas.

En la actualidad, únicamente existen cinco estados a nivel internacional que continúan siguiendo un sistema socialista, con claras desigualdades en la forma de gobierno.

  • China, con un gobierno de partido único desde el año 1949, el Partido Comunista Chino. En estos 72 años, muchos ámbitos se han visto modificados a lo largo de los diferentes gobiernos socialistas que han dirigido el país, llegando a definirse un sistema propio conocido como “socialismo con características chinas”, el cual está representado por el unipartidismo, la ausencia de libertad de prensa, la apertura de mercado y el control estatal.
  • Por otro lado, cabe mencionar la existencia de un estado socialista autoritario, en el cual se ha fijado una dictadura desde 1945 cuyas principales características son el control de la economía y la administración pública y el unipartidismo. Estamos hablando de Corea del Norte.
  • Cuba es otro de los ejemplos de socialismo de partido único que más años se ha logrado mantener, ya que desde el año 1959 el país ha sido gobernado por el Partido Comunista de Cuba. Este sistema comenzó basándose en las ideas marxistas-leninistas, aunque con el paso de los años ha ido cambiando. En la actualidad, las características que definen al gobierno socialista cubano son el unipartidismo, el dominio sobre la administración, la economía, los medios de comunicación y la prensa, y el modelo de apertura económica controlada.
  • Seguimos con Vietnam, con gobierno socialista desde 1976, momento en el que subió al poder el Partido Comunista de Vietnam, considerado como partido único hasta el momento. Desde 1986, el país se ha regido por el modelo de economía abierta.
  • El último estado socialista de nuestros días pertenece al estado de Laos, el cual está gobernado desde el año 1975 por el Partido Popular Revolucionario de Laos. Las características principales que definen esta nación son el control estatal y unipartidismo, así como la ausencia de libertad de prensa y libertades individuales.

A pesar de las claras características que han definido siempre el socialismo, han sido muy pocos los países que han podido llevar a cabo este tipo de gobierno, ¿Cuál será la razón?

Te puede interesar:

  1. Diferencia entre la moral y la ética
  2. ¿Qué es la mano de obra indirecta?
  3. ¿Qué es la ventana de Overton?
  4. Diferencia entre socialismo utópico y científico