Saltar al contenido

Colonialismo

noviembre 12, 2021 Modificado el 12/11/2021 por Aitor Munarriz
colonialismo

¿Qué es el colonialismo?

El colonialismo es un sistema social y económico caracterizado por el dominio que tiene un país para someter y tener el control sobre una colonia.

¿Cómo surge?

En la antigüedad, imperios como el romano, el griego, el egipcio y el fenicio sin lugar a dudas eran colonialistas. Cada una de estas civilizaciones amplió sus fronteras hacia zonas vecinas y no aledañas a partir del 1550 a. C. Fue así que lograron establecer colonias que aprovechaban las cosechas, la riqueza natural y la mano de obra de los pueblos que conquistaban para incrementar su dominio.

El colonialismo moderno

Por otro lado, el colonialismo moderno empezó en el siglo XV, en la época conocida como la Era de los Descubrimientos. En aquel tiempo, Portugal había empezado a explorar nuevas rutas comerciales y otras regiones intercontinentales. Para el año 1415, los portugueses ya habían conquistado una de las ciudades africanas conocida como Ceuta. También, al poco tiempo, invadieron distintas islas de dicho continente. De esta forma comenzó a gestarse un imperio que continuó hasta el año 1999.

El hecho de que Portugal comenzara a conquistar islas como Cabo Verde, hizo que España, uno de sus principales rivales, también empezara a explorar. Para el año 1492, Colón por accidente llegó a las Bahamas, originando así el Imperio español. Por este motivo, la competencia entre los españoles y los portugueses por conquistar nuevas civilizaciones era cada vez más grande. Con el pasar del tiempo, estas naciones se adueñaron de territorios indígenas de Asia, India, América y África.

De forma adicional, Francia, Inglaterra, Alemania y los Países Bajos empezaron a establecer sus colonias en el extranjero. Para ello tuvieron que luchar en contra de los españoles y portugueses, y reclamar su derecho sobre territorios que ya habían conquistado.

Causas

Nuevos bienes y su importancia en el crecimiento

A comienzos del siglo XIX, la posición de Europa era inferior a la de grandes imperios de Asia como era el caso de China. Por esta razón, el continente europeo necesitaba nuevas materias primas que le permitieran continuar creciendo. De esta manera, cuando Europa pudo acceder a bienes de África, América o la India, la situación cambió de forma drástica.

A pesar de que distintos productos se pueden conseguir por medio del comercio, resulta más económico para el imperio colonizador tomar el dominio sobre nuevas tierras y así conseguirlossin tener que pagar por ellos.

Bajo costo de la mano de obra

Los habitantes de las colonias derrotadas estaban obligados a aceptar las normas que determinaba la nación colonizadora. A veces esto consistía en trabajar bajo condiciones deplorables. Ya sea aceptando una reducida paga, o bien siendo esclavos. En definitiva, la colonización representaba un beneficio económico para los colonizadores.

La dificultad para iniciar una guerra con los países vecinos

Para muchos países poderosos colonizar territorios más frágiles era una tarea más sencilla que conquistar a sus vecinos, los cuales tenían el mismo poder e iban a defenderse.

El sentimiento nacional

La aparición de un profundo sentimiento nacional, impulsaba a las personas a trabajar con fervor para lograr el crecimiento de su nación.

El racismo y el rechazo hacia los extranjeros

Muchas veces el motor que promovía la colonización era el desprecio hacia los pueblos colonizados. De hecho, ellos eran vistos como civilizaciones arcaicas, inferiores o primitivas.

Consecuencias

Cambios sociales y culturales en las tierras invadidas

Con el pasar de los años o siglos, los pueblos colonizados no se parecen más a lo que una vez fueron. En algunos casos, como en África, por ejemplo, las fronteras se reconfiguraron. Asimismo, en una misma nación conviven varias etnias que manejan una lengua diferente y que tienen distintas ideologías religiosas y culturales. En consecuencia, esto ha generado varios conflictos políticos, civiles y bélicos.

Surgimiento de nuevas culturas

Por medio del colonialismo se formaron nuevas culturas y razas. La combinación de la cultura africana, europea y aborigen engendró una nueva cultura que no había existido antes. Se trata de nuevas culturas que sin lugar a dudas no se asemejan a las originales.

De igual modo, el colonialismo dio lugar a la aculturación. Es decir, al proceso por el cual los dominadores expandieron y universalizaron su cultura, su lengua y sus creencias religiosas.

La economía mundial

Gracias al colonialismo distintos bienes pueden transitar desde diferentes áreas hacia las grandes ciudades. Por consiguiente, aparecen nuevas rutas de intercambio y una mayor conexión comercial. Más adelante, esto permite que surja la economía mundial.

Principales potencias coloniales

Dentro de las principales potencias colonialistas se destacan Francia y Gran Bretaña. Estos dos países lograron ampliar sus fronteras colonizando el continente asiático, africano, americano y Oceanía. Su expansión ocurrió a partir de la mitad del siglo XIX. Cabe destacar que luego de que se consolidaran como poderosos imperios coloniales, se convirtieron en grandes rivales.