Saltar al contenido

Ventaja comparativa

septiembre 16, 2022 Modificado el 16/09/2022 por Idoia G. Munárriz
ventaja comparativa

Qué es ventaja comparativa

La ventaja comparativa es la habilidad de un productor o de una economía de producir un bien o servicio a un menor coste de oportunidad que sus competidores. Por ejemplo, México y Bangladesh tienen una ventaja comparativa en la producción de textiles a bajo coste respecto a otros países.

La ventaja comparativa esta causada por ejemplo porque la tecnología es mejor, porque que la mano de obra es más barata o técnicamente está más cualificada, o proque que las empresas tienen cerca las materias primas requeridas en el proceso productivo. Cuando empleamos este término en comercio internacional generalmente nos referimos a un país que es capaz de producir un bien de forma más barata o eficiente que el resto de países.

La ventaja comparativa es un término económico empleado en el comercio internacional y designa a aquel país que es capaz de proveer un producto de forma económicamente más eficiente que los demás países, es decir, que tiene un menor costo de oportunidad en su producción.

Este es uno de los conceptos de teoría económica más importantes que existe, ya que explica como a través de la especialización en la producción de los bienes en los que los países son más hábiles o tienen mayor facilidad, después, pueden comerciar de forma libre y voluntaria con otros países, llegando a un resultado en el que todos los participantes habrán aumentado su bienestar.

Este concepto explica como dos países pueden comerciar, incluso si uno de ellos posee ventaja absoluta en la producción de todos los bienes que se intercambian, porque aún así, el otro país puede tener un menor coste de oportunidad en la producción de uno de los bienes.

4 Ejemplos de ventaja comparativa

Un ejemplo de ventaja comparativa en la economía real es China, cuya ventaja comparativa es en mano de obra barata, ya que los trabajadores chinos fabrican bienes de consumo simples de forma eficiente y a bajo coste. Mientras que la mano de obra de Alemania tiene su ventaja en su alta cualificación técnica.

Un ejemplo de ventaja comparativa en el comercio ocurre cuando un país especializado en producir naranjas de calidad a bajo precio y otro especializado en producir textiles eficientemente comercian entre sí, de modo que ambos salen ganando.

Un ejemplo de ventaja comparativa entre empresas se da cuando una empresa especializada en producir microchips subcontrata su servicio de limpieza a otra especializada en esta actividad. De esta forma, ambas salen ganando.

Un ejemplo de ventaja comparativa en la vida diaria se da cuando hay un peluquero especializado en cortar el pelo de forma rápida y profesional y un médico, especializado en el cuidado de la salud. Ambos se dedican a su oficio, pero intercambian sus servicios.

Ventaja absoluta y ventaja comparativa

En economía, la ventaja absoluta es la capacidad de una empresa o un país de producir una mayor cantidad de un determinado bien, con la misma cantidad de insumos. En cambio, la ventaja comparativa significa que la empresa o país es capaz de producir con un menor coste de oportunidad que el resto de sus competidores.

Origen de este término en economía

El origen de la expresión «ventaja comparativa» se atribuye al economista David Ricardo, en su libro de 1817 «Principos de economía política y tributación». Aunque otros economistas anteriores ya analizaron de alguna manera este concepto, entre ellos John Stuart Mill.

La teoría de la ventaja competitiva explica que, dado que unos países son más eficientes que otros en la producción de determinados bienes, estos se especializarán en producir y exportar dichos productos. Así se producirá la especialización de las economías en los bienes y servicios en los que tienen ventaja comparativa. Esto fomentaría el comercio internacional y la eficiencia económica a nivel mundial.

Bibliografía

  • Historia del pensamiento económico, William J. Barber, publicado por Alianza Editorial. España.
  • «Macroeconomía avanzada» de David Romer, Editorial Mc Graw Hill, tercera edición.