Saltar al contenido

Quantitative easing

noviembre 23, 2021 Modificado el 23/11/2021 por Aitor Munarriz
quantitative easing

A continuación analizaremos que es el quantitative easing y que efectos provoca en la economía real.

¿Qué es el quantitative easing?

Los registros históricos muestran gran cantidad de casos donde la “expansión cuantitativa” se ha implementado como medida económica para aumentar la oferta de dinero o generar moneda. Esta herramienta aplicada por la política monetaria de muchos países es llevada a cabo aumentando las reservas del sistema bancario por medio de la compra de bonos, acciones y otros activos financieros.

Este método tiene fuertes detractores que dicen que esa medida es una forma de escape cómoda para gobiernos que no han sabido hacer una gestión deflacionaria de sus recursos, por lo que ponen a circular un dinero que no existía para endosar al siguiente gobierno el inevitable problema de la inflación a largo plazo que esto por lo general acarrea.

¿Qué tipos de bonos compra?

Existen varias opciones para justificar la expansión cuantitativa, siempre debe respaldarse con la compra de un activo como bonos o acciones. Los tipos de inversiones dependerán del país, por ejemplo, en Estados Unidos varias expansiones han sido respaldadas por hipotecas y letras del tesoro, por su parte el Banco Central Europeo ha realizado compras importantes de bonos para expandir la cantidad de moneda circulante.

Los bonos de deuda pública son unos de los más empleados, aunque también compras de acciones y bonos privados. Siempre dependerá de la necesidad que presente la economía y de las oportunidades del momento que puedan tomar para respaldar la expansión.

Efectos sobre la economía real

Ciertamente es un tema muy debatido, una de las banderas que justifican la expansión cuantitativa es que a través de ella se incentiva a los bancos a conceder más créditos, y esto claramente pone en movimiento la economía con el beneficio inmediato de la liquidez a personas y empresas, aumentando así la capacidad de consumo de estos.

Sin embargo, los bancos que incluyen dentro de sus políticas la expansión o flexibilización cuantitativa deben mantener un equilibrio que es necesario porque si la oferta de dinero de crece a un ritmo demasiado rápido pudieran favorecer un aumento en la inflación.

¿Cuando se utiliza el Quantitative easing?

Esta medida suele emplearse cuando las políticas económicas convencionales están perdiendo efectividad. Sus objetivos principales, a excepción de casos particulares, son crear liquidez y bajar los tipos de interés. Una consecuencia inmediata al aumentar el precio de la deuda pública es llevar la atención a otros activos como las acciones o la deuda de empresas ya que estas en comparación con la deuda pública serán relativamente más baratas.

El aumento del circulante de la moneda de los países que utilizan la expansión cuantitativa hace que su moneda se deprecie un poco y esto a pesar de no parecer algo bueno, si el país en cuestión obtiene ingresos por importaciones, hace que sus ofertas a los mercados internacionales pasen a ser más competitivas por la devaluación que están pasando y en ocasiones les ha posicionado mejor ante la oferta de otros países.

¿Que riesgos conlleva esta politica monetaria?

Los economistas advierten riesgos ante las expansiones, estas deben manejarse de manera controlada porque de lo contrario estarían propiciando el aumento de la inflación y la aparición de burbujas financieras también llamadas burbujas especulativas que básicamente llevan a las personas que han adquirido esta inyección de liquidez a comprar activos con el propósito de vender a un precio mayor en el futuro; esto causa una espiral alcista en el precio de esos activos adquiridos hasta que la burbuja estalla dejando a personas atrapadas con activos que no pueden vender o a los que si los compraron a esos precios desfasados los deja descapitalizados con un activo que acabarían vendiendo muy por debajo del precio en el que lo adquirieron cuando ya la inyección repentina de liquidez haya mermado.

Las situaciones de recesión económica que han atravesado los países han demostrado que la indiferencia ante ese fenómeno tan solo agrava la crisis, tomar partido y ejecutar acciones es una responsabilidad de las políticas económicas de los países, unos de ellos han sido muy acertados en el manejo y balance de la expansión, otros han tomado la expansión para causar una ilusión de bienestar entre sus ciudadanos. El caso de países suramericanos, como Venezuela, donde ha sido desmedido el uso de la expansión, dejan de manifiesto que imprimir dinero no es una solución si no se cuenta con una estrategia que prevea todos los escenarios que desencadenará esa acción.

A pesar de que al ciudadano común no le corresponde tomar esta clase de decisiones, siempre será un acto responsable educarse al respecto, de lo contrario podría estar oponiéndose ante una buena decisión tomada por los bancos centrales, o, por el contrario, pudieran estar respaldando inocentemente decisiones que claramente les perjudican.