Saltar al contenido

Paraísos Fiscales

octubre 26, 2021 Modificado el 04/12/2021 por Aitor Munarriz
paraísos fiscales

Se conoce como paraísos fiscales a aquellos países y territorios que ofrecen una tributación muy baja, llegando en ocasiones a disponer de tributación nula, para aquellas empresas o sociedades que llegan de fuera.

Son muchos los interesados en disponer de una cuenta en alguno de estos paraísos fiscales, sobre todo las grandes fortunas, dado que la situación tributaria ofrece la posibilidad de llevar a cabo un ahorro notorio, consecuencia del menor pago de impuestos.

Además, el propio país o territorio que ofrece estos beneficios fiscales consigue rentabilidad y es que de este modo son capaces de fortalecer su propia economía a base de dinero extranjero.

¿Qué características principales definen un paraíso fiscal?

Para que un país o un territorio sea considerado como paraíso fiscal, debe cumplir una serie de características económicas, fiscales y legislativas, tal y como detallamos a continuación:

  • En primer lugar, tal como se adelantaba, la tributación en estos territorios debe ser muy baja o, incluso, nula. Esta inexistencia de impuestos está condicionada a ciertos requisitos para aquellos inversores extranjeros que estén interesados. En algunos casos, cuentan con una tributación análoga al Impuesto Sobre la Renta de Personas Físicas (IRPF), al Impuesto de Sociedades (IS), al Impuesto de la Renta de No Residentes, pero con un tipo de interés muy inferior al del resto de países.
  • Por otro lado, cuentan con una normativa fiscal muy flexible. Además, en cuanto a leyes se refiere, estos territorios suelen basarse en lo que se conoce como Sistema Normativo Dual, es decir, existen distintas normativas en función del origen de los inversores, con amplias diferencias entre los residentes y los extranjeros.
  • Existe una normativa que avala el secreto bancario, no existiendo ningún tipo de intercambio de información.
  • Además, la gran ventaja para los inversores es la posibilidad de realizar todo tipo de actividades desde el más completo anonimato, puesto que no es necesario que figuren en ningún Registro Público. Asimismo, su patrimonio puede estar representado por testaferros.

Todo esto lleva a la posibilidad de realizar determinadas prácticas de dudosa legalidad dentro de las fronteras de los paraísos fiscales, no solo por los beneficios económicos que otorgan, sino por la opacidad de todas las acciones llevadas a cabo en los mismos.

Territorios considerados como paraísos fiscales

De este modo, teniendo en cuenta los países y territorios que cumplen las anteriores características la Unión Europea elaboró, en diciembre de 2017, una lista negra con un total de 17 territorios considerados como paraísos fiscales. Entre ellos encontrábamos, por aquel entonces: Bahréin, Barbados, Emiratos Árabes, Granada, Guam, Islas Marshall, Macao, Mongolia, Namibia, Palau, Panamá, Samoa, la Samoa Americana, Santa Lucía, Trinidad y Tobago y Túnez.

En la actualidad, tras varias modificaciones derivadas de cambios gubernamentales, con diversas entradas y salidas de países considerados como paraísos fiscales, la lista negra ha quedado de la siguiente manera:

  • Fiyi
  • Islas Vírgenes Americanas
  • Palau
  • Panamá
  • Samoa
  • Samoa Americana
  • Tobago
  • Trinidad
  • Vanuatu.

Por otro lado, cabe destacar que España posee un listado propio de territorios considerados como paraísos fiscales, compuesto por los siguientes: Anguilla, Antigua y Barbuda, Bermuda, Emirato del Estado de Bahrein, Fiji, Gibraltar, Islas Caimanes, Islas Cook, Isla de Man, Islas Marianas, Islas Salomón, Islas Turks y Caico, Macao, Mauricio, Montserrat, Reino Hachemita de Jordania, República de Dominica, República de Liberia, República de Naurú, República Libanesa, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía y Sultanato de Brunei.

¿Conocías la existencia de estos territorios con características tributarias tan especiales?