Saltar al contenido

Opciones

diciembre 16, 2021 Modificado el 14/09/2022 por Aitor Munarriz
opciones

¿Qué es una opción?

Las opciones son instrumentos financieros derivados, estructurados como un contrato entre dos partes, comprador y vendedor. El objeto del intercambio entre las partes es un derecho sobre un determinado activo, que toma el nombre de subyacente.

El derecho puede ser de compra, en cuyo caso hablaremos de opciones call; o de venta, en cuyo caso hablaremos de opciones put.

La transacción básica consiste en que el comprador de la opción adquiere el derecho de comprar o vender el activo subyacente con unas condiciones fijadas de antemano en el momento de cerrar la transacción:

Te puede interesar:

¿Qué son los ETF o Fondos de Inversión Cotizados?

¿Cómo funcionan las opciones?

Al igual que en cualquier tipo de operación desarrollada dentro de los mercados bursátiles, las “opciones” también manejan un lenguaje técnico que es importante conocer de antemano antes de especular sobre los activos subyacentes por los que se adquirirán las opciones.

  • Strike. También conocido como el “precio de ejercicio”. Es el precio en el que ambas partes pactan vender o comprar el activo.
  • Call. Se le llama así cuando el contrato es para una opción de compra, por tanto somos positivos en la evolución del activo subyacente.
  • Put. Es el nombre que lleva el contrato cuando la opción es para una venta, se utiliza para hacer coberturas ante el riesgo de un mercado bajista.
  • Prima. Esta se calcula de acuerdo a la relación del precio de la opción y la cantidad de contratos de opciones que se hayan acordado.
  • Vencimiento. De esa manera se le llama a la fecha de caducidad del acuerdo.

En compensación por la adquisición del derecho, el comprador debe satisfacer el pago de una prima al vendedor. Esta prima se paga en el momento en el que se acuerda la transacción.

La prima actúa como una compensación por parte del comprador hacia el vendedor, ya que mientras el primero tendrá poder de decisión (sobre si ejercer o no su derecho); el último estará sujeto siempre a la voluntad del primero.

Características de las Opciones

  1. Las opciones constituyen un mercado de suma cero. Es decir, todo lo que una parte llegue a ganar es exactamente igual a lo que la otra parte ha perdido.
  2. El comprador y el vendedor tienen horizontes de riesgo diferentes. El comprador sabe en todo momento que su pérdida estará limitada a la prima que haya pagado por la opción y su beneficio futuro dependerá de la evolución del subyacente, pero no perderá más en ningún caso. Por el contrario, el vendedor fija un ingreso (la prima) pero se expone a una pérdida potencialmente ilimitada en el futuro.
  3. Para que ambas partes estén de acuerdo en llevar a cabo la transacción, deben tener expectativas diferentes sobre la evolución del subyacente. Así, el comprador de una opción de compra (call) cree que el activo subyacente se revalorizará en el futuro, y por eso está dispuesto a pagar una prima hoy para asegurarse un precio fijo de compra en el futuro. Por el contrario, el vendedor de una call creerá que el subyacente no se revalorizará, y por ello está dispuesto a correr el riesgo de enfrentarse a que el precio suba (escenario en el que la opción call se ejercería) a cambio de recibir un ingreso fijo hoy (la prima).

Estas características no son solo propias de las opciones, sino que también definen (con ciertas salvedades) el mercado de productos derivados en su conjunto.

¿Qué riesgos tienen las opciones?

Como en cualquier activo financiero, las opciones presentan una serie de riesgos. Por un lado, tenemos aquellos riesgos que son propios del diseño de este producto financiero en concreto, entre los que destacamos:

  1. Apalancamiento: Al ser instrumentos derivados las opciones permiten invertir grandes volúmenes sin desembolsar todo el capital, por lo que los inversores deben ser conscientes en todo momento del volumen total de su exposición y las pérdidas que le pueden generar.
  2. Liquidez: El riesgo de liquidez es especialmente relevante en el caso de las opciones no cotizadas en mercados organizados. La profundidad del mercado se reduce notablemente en los mercados OTC y es más complicado poder encontrar una contraparte a quien vender nuestra posición si originalmente hemos firmado un contrato bilateral no estandarizado.
  3. Riesgo de contraparte:es el riesgo de que aquél con quien firmamos la operación no acabe cumpliendo con sus obligaciones. Dado que cualquier renta en este tipo de productos proviene de la contraparte, es evidente el riesgo de que, ante escenarios negativos, la contraparte no cumpla al serle más rentable no hacerlo. En el caso de los mercados organizados este riesgo desaparece al existir una cámara de compensación o clearing house, quien garantiza el sistema de pagos, incluso sustituyendo a una de las partes si fuera necesario.

Tipos de opciones

Este producto de inversión, al igual que muchos otros, tiene varias alternativas. Resultaría extraño que un instrumento llamado “opciones” fuera restrictivo en cuanto a las modalidades de inversión. La siguiente lista servirá como referencia a la clasificación genérica junto con sus subdivisiones.

De acuerdo al derecho que otorgan.

Es lo primordial, sin importar cualquier otra distinción que tenga una clasificación de opciones, todas terminaran siendo una compra o una venta. Siendo la primera de estas la expresión del inversor que opina que el activo aumentará su valor con el tiempo. De un modo similar, cuando la expectativa es bajista, el inversor elige una opción conocida como “Put”, lo que representa una orden de venta.

  • Opciones Call / Opciones de compra.
  • Opciones Put / Opciones de venta.

De acuerdo al periodo que contemple el ejercicio.

Ciertamente, el factor tiempo es clave. Las operaciones de opciones tienen dos principales tipos de periodos que son muy usados; las “opciones europeas” y las “opciones americanas”. La lista siguiente mencionará todas las modalidades, pero es importante tener una definición clara de estas dos modalidades.

Las opciones europeas solo pueden ser ejercidas en la fecha exacta de su vencimiento, dos ejemplos insignes de esta categoría pueden ser sobre los índices Eurostoxx 50 y o el IBEX 35.

Por su parte, las opciones americanas, pueden ser ejecutadas en cualquier momento entre el día de la compra y el día en que vence o caduca el acuerdo, respetando también el margen del mercado donde se estén negociando.

A continuación, la lista de todas las que contemplan esta modalidad incluyendo las que no son europeas ni americanas, las comúnmente llamadas “exóticas”.

  1. Europeas.
  2. Americanas.
  3. En escalera o Ladder.
  4. Lookback.
  5. Asiáticas.
  6. Barreras.
  7. Bermuda.
  8. Chooser.
  9. Cliquet.

De acuerdo a su composición:

La creatividad de los que conforman las estructuras de opciones es sorprendente. Resulta que también tenemos opciones donde el subyacente es otro contrato de opción. Por ejemplo, si alguien siente que un contrato de opción de compra tiene buen futuro y determina que puede seguir su curso con la expectativa alcista que quien generó la opción de compra (CALL), pues en ese caso puede aplicar un Call sobre Call. Generándose de este modo las siguientes posibles combinaciones.

  1. Call sobre Call.
  2. Call sobre Put.
  3. Put sobre Call.
  4. Put sobre Put.

Luego de observar las clasificaciones se comprende que cada una funciona como un embudo o filtro para llegar a la que en realidad se hizo. La cantidad de personas que utilizan las “opciones” como vehículo para sus inversiones es enorme, este instrumento debe su popularidad a que abarca muchas formas de análisis, tanto fundamentales como técnicos.

Los inversores poseen diversas alternativas para invertir en los mercados. La forma de invertir apropiada se consigue con la experiencia en los mercados. Suele ocurrir que algunas personas a las que les gustan las inversiones se encuentran perdidas dentro de la cantidad de posibilidades que ofrecen los mercados bursátiles, normalmente, los expertos recomiendan ser pacientes y que la formación y experiencia consiga llegar a ser un inversor de éxito.