Saltar al contenido

Feudalismo

enero 14, 2022
feudalismo

Qué es el feudalismo

Definición: El feudalismo es un sistema político, económico y social asociado con la tenencia de la tierra, que caracterizó a la sociedad europea entre los siglos IX y XV, en el cual existían dos grandes grupos sociales; los vasallos y los señores.

Aunque no existe una fecha única que coincida con el origen y la culminación del feudalismo en Europa, muchos autores sitúan este sistema durante la edad media, que va desde el siglo IX al XV.

La etimología de feudalismo viene de la palabra «feudo», un territorio que recibían los nobles de los reyes como pago por sus servicios y que éstos debían cultivar, administrar y gestionar.

Es un sistema que tiene lugar tras de la caída del imperio romano en un momento en que los reyes no podían defender sus posesiones de invasiones extranjeras, viéndose obligados a crear estructuras con acuerdos para conseguir ayuda por parte de condes y marqueses para proteger sus bienes. Los señores protegían a los vasallos a cambio de una renta feudal.

Organización de la sociedad

La estructura social del feudalismo se basaba en un señor de gran poder y riqueza, los reyes, que cedía a otro hombre libre, aunque de menor poder, parte de las tierras, esto fue conocido en la historia como vasallaje. Los grandes privilegiados eran tanto los nobles como el clero. Los nobles tenían funciones estatales y se encargaban de la legislación, cobrar impuestos e impartir justicia.

Por otro lado, el clero estaba conformado por la iglesia católica con un importante poder terrenal basado en la posesión de territorios, el prestigio adquirido y la dependencia espiritual del pueblo hacia el clero.

El resto del pueblo debía pagar impuestos a los señores para obtener seguridad física y espiritual. Es así como las clases sociales más bajas se veían obligadas a servir a los señores.

castillo edad feudad
Castillo de Olite, Navarra.

Características del feudalismo

  • Economía descentralizada: la toma de decisiones económicas es descentralizada, ya que cada señor feudal funciona como una pequeña empresa en la qué él decide libremente qué se cultiva o qué animales se crían, cuánto se produce, etc. La gestión de sus edificios, tierras y personas que trabajan para él, queda completamente a su cargo.
  • La tierra es propiedad de grandes señores: éstos la reciben de manos del rey y son propietarios de la tierra, castillos, casas y granjas que en ella existen. Esto contrasta con los reinos musulmanes del sur de España, donde los nobles recibían del Emir tan solo el derecho de administrar las tierras, pero nunca la propiedad, por lo que éste podía quitárselas en cualquier momento, en caso de desagradarle la conducta de los nobles.
  • Los señores prestan servicios al rey: cuando el rey demanda los servicios de los nobles, como por ejemplo, una cierta cantidad de soldados, caballeros, armas y su propia presencia en las guerras, estos accedían sin dudar.
  • Juramento de vasallaje: Señores y vasallos están unidos entre sí por un juramento de vasallaje, esto significa que los vasallos juran obedecer y servir a su señor y el señor jura proteger, defender y cuidar a sus vasallos. Esto se expresaba mediante ceremonias formales, en las que es vasallo se arrodillaba frente al señor, y éste reconocía a su vasallo.
  • El poder del rey no es absoluto: en esta época los señores y nobles poseen y administran buena parte de los recursos del país, por lo que el poder del rey no es absoluto. El rey debe consultar y a menudo convencer y pactar con los señores las decisiones más importantes.
  • Sistema determinado por la guerra: este sistema viene determinado por su contexto histórico, en el que la guerra es muy frecuente, la inseguridad es patente y vasallos y señores se necesitan para sobrevivir. Unos necesitan soldados, guerreros y otros sirvientes, y otros necesitan protección.
  • Grados en la nobleza: en la nobleza existían diferentes grados desde la baja hasta la alta nobleza, lo que conllevaba controlar señoríos o territorios mayores o menores.
  • Acceso a la nobleza: el acceso a la nobleza o el ascenso dentro de ella podía lograrse, especialmente por méritos militares y por prestar servicios y ayuda en la guerra al rey.
  • Los nobles administran: de alguna manera, los nobles actúan en sus feudos como delegados del rey, ya que deben administrar sus territorios y esto incluye organizar a la población, cobrar impuestos, gestionar las cosechas y formar pequeños ejércitos.

Economía durante el feudalismo

Es una época en que la economía pasa a ser principalmente de subsistencia debido a la política inestable que se vivía. La tenencia de tierra se convierte en la característica clave de poder dentro de la sociedad y esto a su vez fortalece la agricultura.

Es una época donde tiene mayor fortaleza la vida del campo, mientras que la urbana adquiere un papel secundario, es por eso que se habla de una economía rural durante el feudalismo. Una de las ventajas de esta época es que crece la tecnología rural como estrategia para sobrevivir en el campo.

Así se mejoran los molinos de agua, se mejoran las técnicas de irrigación, de enganche para animales y se logra una mayor eficiencia agrícola con la rotación de los suelos para el cultivo.

Por qué acabó el feudalismo

El feudalismo entra en una constante crisis a partir del siglo XIII durante las Cruzadas y acaba por completo en el siglo XV. Su propio desarrollo tecnológico lo lleva a su destrucción, pues la personas que tenían la tierra se hicieron cada vez más prósperas debido a la producción con excedentes.

Es así como nace una nueva clase social llamada burguesía. La búsqueda de una vida más fácil y urbana reflejada en el comercio descuidó las áreas rurales, lo que se complicó aún más con la aparición de la peste negra, una peste que acabó con el 30% de la población rural de aquel entonces.