Saltar al contenido

Falacia de causa falsa

mayo 12, 2022 Modificado el 10/06/2022 por Idoia G. Munárriz
falacia de causa falsa

Qué es la falacia de causa falsa

La falacia de causa falsa (non causa pro causa) es un argumento erróneo que se basa en decir que un hecho es causa de otro, cuando no lo es, basándose en el solo hecho de que en apariencia están relacionados.

Es decir, consiste en afirmar que una cosa es causa de otra, sin que esto sea cierto, pero la trampa argumental está en que ambos temas guardan cierta relación, aunque ésta no sea de causalidad.

Un ejemplo muy conocido de la falacia de causa justa es el llamado «post hoc ergo propter hoc», que significa «después de esto, por tanto, a causa de esto» y se refiere a confundir una secuencia temporal con una secuencia lógica de causa y efecto. Por ejemplo, «cada vez que limpio los cristales llueve, así que esto causa la lluvia».

La falacia post hoc se llama también «correlación coincidente», y es un tipo de relación temporal en la que por el mero hecho de que dos fenómenos coincidan en el tiempo, no significa que uno sea causa del otro. Su lógica se resume así: el hecho A sucede antes que el hecho B, por lo tanto A es causa de B (sin que esto sea cierto, es decir, tan solo hay una coincidencia temporal entre ambos sucesos).

Otro tipo de falacia de falsa causa es «cum hog ergo propter hoc», que significa «con esto, por tanto, a causa de esto» e implica decir que un evento es causa de otro, solo porque ambos están relacionados accidentalmente, es decir, se asume la causa por la mera coexistencia de dos hechos. Por ejemplo, «se ha observado que muchas personas con depresión visten de color negro, por lo que puede afirmarse que llevar ropa negra causa depresión.» Como vemos, partiendo de una observación en la que dos hechos coinciden, se dice que uno es causa del otro, sin realmente haber probado la causalidad, sino tan solo haber mencionado la coexistencia de lo dos hechos.

Confundir una relación temporal o de coexistencia con una relación causal es una falacia, es decir, una forma de razonar equivocada, que puede utilizarse en argumentaciones lógicas, políticas, de medios de comunicación o de otros tipos para tratar de convercer a alguien, que no sepa reconocer esta argucia. Para comprender este concepto, veremos a continuación algunos ejemplos.

✔️ Descubre qué es la ventana de Overton y cómo pueden manipularnos.

5 Ejemplos de falacia de causa falsa

Un ejemplo de falacia de causa falsa es «nuestra empresa iba muy bien hasta que llegó el nuevo becario, así que él nos ha traído la mala suerte y es el responsable de la caída de nuestras ventas».

Otros ejemplos son:

  • Vi un gato negro y después me dieron una mala noticia, por tanto los gatos negros dan mala suerte.
  • Mi madre se puso a cantar y a los 5 minutos estaba lloviendo, no hay duda de que su forma de cantar causa la lluvia.
  • Ha fumado durante toda su vida y ha vivido hasta los 90 años, lógicamente el tabaco le alargó la vida.
  • Descubrieron petróleo en una zona llena de flores amarillas, así que la presencia de flores amarillas denota que bajo esa tierra hay petróleo.

✔️Descubre: la falacia de falsa equivalencia.