Saltar al contenido

Esclavismo

octubre 22, 2021 Modificado el 04/12/2021 por Aitor Munarriz
esclavismo

A continuación detallaremos qué es el esclavismo, cuando inició, cuáles son sus características más relevantes y muchos otros más detalles al respecto.

¿Qué es y cuándo se inició?

El esclavismo es un sistema económico que predominó en distintos períodos de la historia humana. En este sistema, casi toda la producción era responsabilidad de los esclavos, quienes habían sido privados de su libertad.

En otras palabras, podemos decir que el esclavismo consistía en un modelo productivo sostenido por el trabajo forzado y subyugado de los esclavos.

La consolidación del esclavismo como el sistema económico mayoritario endistintos reinos de la Antigüedad tuvo lugar desde el 5000 a.C. al 500 d.C. Los reinos en los que más predominó este sistema fueron el asirio, el romano, el egipcio, el griego y el babilonio. Ahora bien, la esclavitud también existió en el Extremo Oriente y en Mesoamérica. Sin embargo, no fue tan marcada como en los imperios antedichos.

Características del esclavismo

El esclavismo fue muy común en la antigüedad y era una condición contemplada por el Estado. Dicha condición era impuesta a los habitantes de pueblos conquistados y también a personas capturadas. De forma adicional, una persona podría pasar a ser esclava si cometía un delito, o bien en caso de que tuviera deudas.

Las primeras señales de esclavismo se remontan a tiempos muy antiguos. Los profesionales en antropología y los historiadores indican que la esclavitud comenzó cuando la sociedad empezó a adoptar una vida sedentaria. En este tiempo se habían generado grandes riquezas y se constituyeron las primeras clases sociales. Por consiguiente, las personas que tenían un nivel social más alto podían someter a la esclavitud a quienes pertenecían a la clase social más baja.

Vale la pena señalar que durante esta época había personas dedicadas a traficar y vender esclavos. Gracias a ellos, los amos podían adquirir nuevos esclavos. Algunos de ellos podían ser menores abandonados o no reconocidos por su padre, individuos arrestados en otros pueblos más lejanos, etc.

¿Cómo era la organización social?

Los esclavos eran personas que no contaban con ninguna clase de protección ante la ley. Formaban el último eslabón de la sociedad, y con suerte se encontraban por arriba de los animales de carga. Aunque muchas veces el trato que recibían era aún más duro que el de estos animales.

Esta clase social se pasaba trabajando a diario una abismal y atosigante cantidad de horas. Su trabajo consistía en responder los deseos, peticiones y requerimientos de su amo, el cual era su dueño. Dichos trabajos podían estar asociados con la construcción, la crianza, la servidumbre sexual, la cocina, las plantaciones, la limpieza, etc.

Por otra parte, los esclavos no obtenían ninguna paga y mucho menos contaban con derechos laborales. No obstante, cada amo tenía la obligación de dar a sus esclavos comida, ropa, un lugar para dormir y las herramientas necesarias para que pudieran trabajar.

Cabe destacar que si un esclavo llegara a tener la oportunidad de ser libre de forma legal, tenía que reintegrar a su propietario una suma equivalente al valor de sus servicios. De esta forma estaría compensándolo a cambio de su libertad.

Asimismo, la esclavitud era una condición hereditaria. Por lo tanto, los hijos de un esclavo también podrían llegar a estar subyugados a esta condición. De hecho, era común que muchos hijos aceptaran ser esclavos por contrato para saldar las deudas que habían heredado de su padre. Cuando su trabajo cubriera el valor de la deuda, el esclavo podía recuperar su libertad.

¿Cuáles son las clases sociales en el esclavismo?

En el período en el que se gestó el modelo esclavista, la sociedad estaba dividida en dos grupos principales. Estos eran:

  • Las personas libres: Contaban con tierras, riquezas y derechos civiles. Su descendencia era la que heredaba el patrimonio que dejaban, y este podría llegar a incluir esclavos.
  • Los esclavos: Eran personas que carecían de derechos y no podían acceder a ningún delos tipos de bienes. Tampoco tenían la posibilidad de participar como ciudadanos. De acuerdo a su situación, podrían llegar a ser esclavos de por vida, o bien, terminar con esta condición al cumplir determinado tiempo de servicio. De esta forma, el amo podría dar al esclavo un documento que acreditase su libertad. Por supuesto que también estaba la alternativa que ya hemos mencionado de pagar al propietario el valor que tenía su cabeza. Por desgracia, ganar la libertad de esta manera no era algo muy frecuente.