Saltar al contenido

Economía conductual

diciembre 29, 2021 Modificado el 08/05/2022 por Aitor Munarriz
economía conductual

Definición: qué es la Economía conductual

La economía conductual estudia cómo los factores psicológicos, emocionales, cognitivos y sociales de las personas afectan sus decisiones económicas, haciendo que su comportamiento varíe de lo establecido por la teoría económica clásica.

Esta disciplina fija su atención especialmente las situaciones en que los agentes no se comportan de forma económicamente racional y analiza por qué sucede esto.

Es decir, dado que en la realidad se observa que las personas no siempre toman buenas decisiones económicas o al menos, no se comportan de forma 100% racional en todas las ocasiones, la economía conductual identifica cuándo se producen estas desviaciones y trata de averiguar por qué nos comportamos así. Por tanto, se encarga de documentar y analizar los estados emocionales, influencias sociales, circuitos mentales o de pensamiento, y motivaciones que afectan al individuo, con la intención de comprender sus decisiones económicas cuando estas no parecen ser las óptimas.

La economía conductual sirve como herramienta para el análisis del comportamiento no solo de los individuos, sino también de los mercados, ya que también establece las relaciones y efectos que pueden generarse en el entorno económico agregado.

En resumen, la economía conductual estudia el comportamiento de los seres humanos en el mundo real, cuando está expuesto a gran cantidad de variables sociales, psicológicas y cognitivas que pueden alejarlos de una actitud económica racional.

Ejemplos

  • Imiatación: los consumidores pueden limitarse a comprar lo mismo que sus amigos, familiares o vecinos para ahorrar tiempo y esfuerzo en sus decisiones de consumo.
  • Fidelidad: los compradores tienen resistencia a cambiar de proveedor por miedo a equivocarse o a generar un incremento en los costos e incluso por miedo a enfrentarse o disgustar a su antiguo proveedor.
  • Exceso de información: el consumidor puede confundirse en su decisión de compra al tener muchas opciones y características para elegir. En consecuencia puede restringirse de la compra o realizar una elección al azar.
  • Visión de corto plazo: las personas suelen priorizar el consumo actual en vez de prevenir y asegurar el disfrute para el futuro. Las decisiones de pagos futuros o de largo plazo no tienen mucho valor para el individuo.  
  • Percepción: la forma y el medio de presentar la información puede generar que los consumidores tomen decisiones diferentes. Por ejemplo un anuncio en la televisión puede impulsar la compra de un producto, pero es posible que el mismo anuncio publicado en el periódico no genere ninguna decisión de compra.

Importancia de la economía del comportamiento

El análisis y los resultados de la economía del comportamiento han sido transcendentales en algunas áreas, veamos algunos aspectos que resumen su importancia:

  • Modelos económicos: predecir el comportamiento real de los consumidores permite diseñar estrategias de mercado y de marketing que sean acorde a sus necesidades, evitando costos y pérdidas en los mercados.
  • Políticas públicas: los gobiernos o instituciones de cada país pueden hacer uso de la información sobre el comportamiento de los individuos para diseñar políticas públicas o intervenciones gubernamentales que generen un resultado positivo.
  • Banco Interamericano de Desarrollo BID: este organismo ha utilizado los principios de la economía del comportamiento para generar distintas iniciativas en países de Latinoamérica. Plantea dar un “empujón” a los individuos para que tomen mejores decisiones de ahorro y jubilación, mejorar la recaudación tributaria y alentar las posibilidades de desarrollo personal y económico.
  • Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE): ha realizado estudios sobre cómo las percepciones del comportamiento humano han sido utilizadas para mejorar la efectividad de las políticas públicas. Uno de ellos en México, donde la economía del comportamiento es aplicada para combatir la corrupción impulsandouna cultura de integridad, ética y legalidad entre la sociedad.

Autores de la economía conductual

1. Daniel Kahneman

Es un psicólogo israelí nacionalizado estadounidense que ganó el premio nobel de economía en el año 2002 por sus estudios sobre teoría del comportamiento económico, toma de decisiones y economía experimental. Sus aportes más importantes son:

  • Toma de decisiones en una situación de incertidumbre: demostró que la decisión de los individuos puede apartarse sistemáticamente de las predicciones de la teoría económica tradicional cuando toma en consideración la subjetividad y la percepción humana.
  • Teoría de las perspectivas: desarrolló este trabajo en colaboración con Amos Tversky y en base a actitudes observadas sugerían que “a menor incertidumbre sobre las consecuencias de una decisión, mayor es la orientación hacia los riesgos de algunas personas”.
  • Hechos heurísticos: estudió cómo las decisiones en momentos de incertidumbre pueden tomar caminos heurísticos, que difieren sistemáticamente de los principios fundamentales de la teoría de las probabilidades.

2. Richard Thaler

Es un economista estadounidense que ganó el premio Nobel de economía en el año 2017 por sus contribuciones a la economía conductual, donde demuestra que los consumidores no somos racionales. Sus aportes más importantes son:

  • Toma de decisiones de los consumidores: establece que las tendencias cognitivas, emocionales y sociales influyen en las decisiones de individuo y respalda su teoría con una investigación científica extensa.
  • Teoría de la contabilidad mental: explica la forma en la que el cerebro humano trata de simplificar las decisiones financieras al subdividir la mente. Así el ser humano toma en cuenta “el impacto de una decisión financiera específica” y no realiza un análisis global.
  • Teoría del empujoncito: en inglés “Nudge” es una obra que desarrollo en colaboración con Cass Sunstein y plantea el uso de políticas que ayuden a la personas para alcanzar la vida que desean a través de “decisiones financieras que les beneficien a largo plazo”. Por ejemplo: un fondo de pensiones.

Bibliografía

  1. Campos, R. (2017). Economía y psicología. Apuntes sobre economía conductual para entender problemas económicos actuales. México: Fondo de Cultura Económica, El Colegio de México.
  2. Sunstein, C. y Thaler, R. (2017). Un pequeño empujón. Penguin Random House.
  3. Shefrin, H. (2002). Beyond Greed and Fear: Understanding behavioral finance and the psychology of investing. Oxford University Press.

Te puede interesar: