Saltar al contenido

Deuda Privada

octubre 1, 2022 Modificado el 16/10/2022 por Aitor Munarriz
deuda privada

Se conoce como Deuda Privada o “Direct Lending” a la financiación, por parte de entidades no bancarias, a pequeñas y medianas empresas (Mid Market Companies). Es decir, mercados privados en los que las inversiones se realizan fundamentalmente en compañías no cotizadas. 

En este sentido, las inversiones pueden materializarse en la toma de participaciones en el capital social de las compañías o como fuente de financiación alternativa. En su mayoría se trata de inversiones ilíquidas con un horizonte de inversión muy largo (normalmente entre 8 y 12 años), donde los inversores buscan activos que aporten tanto rentabilidad (yield) positiva como diversificación

Asimismo, el destino principal suele ser la nueva financiación para el crecimiento de dichas organizaciones, ya sea orgánicamente, vía incremento del negocio, o inorgánicamente vía adquisiciones. También se utiliza para la refinanciación de préstamos existentes.

Características de la Deuda Privada

A continuación, se enumeran los aspectos más característicos que contiene la Deuda Privada:

  • Estrategia pasiva Buy&Hold: El prestamista no participa activamente en el crecimiento y transformación de la compañía, simplemente percibe intereses y recupera el capital invertido o prestado
  • Contrato bilateral: Dentro del marco de un contrato bilateral, que define las condiciones específicas de cada operación, con cláusulas a medida.
  • Cláusulas y limites sobre los ratios de balance: Incluye cláusulas y límites sobre las ratios de balance con el fin de facilitar el seguimiento del rendimiento operativo y la protección a los inversores y accionistas.
  • Flexible: Puede tener distintas posiciones en la estructura de capital de las empresas desde la deuda senior, unitranche y mezzanine.
  • Rentabilidad Objetivo: Superior a los bonos de grado de inversión y los de alto rendimiento, debido a la iliquidez de la inversión y el menor rating de las compañías. Además:
    • Se generan comisiones de originación y de cancelación.
    • No supone riesgo de tipos de interés: cupón variable y suelo.
  • Cupón periódico variable: Elimina el riesgo de tipo de interés. Además, se realizan distribuciones recurrentes a los inversores en un plazo inferior a un año desde la inversión.
  • Vencimiento medio: El vencimiento medio de los préstamos es de unos 4 años. Los fondos tienen, a su vez, horizontes temporales medios entre 6 y 8 años dependiendo de la estrategia, con posibilidad de ampliación 1 ó 2 años más.

Beneficios para las compañías emisoras:

La Deuda Privada es un traje a la medida de las necesidades de cada operación y, aunque su coste es superior al de la financiación bancaria o tradicional, aporta elementos clave, como son:

  • Certeza de los fondos y rápido acceso a los mismos.
  • Mayor seguridad en la obtención de la financiación deseada en plazos relativamente cortos (varias semanas).
  • Flexibilidad. Construcción de un clausulado a la medida de cada compañía, adaptando los términos en cada caso.
  • Apalancamiento. Permiten un mayor apalancamiento que el ofrecido por la deuda bancaria en situaciones especiales y complejas.

Universo de inversiones y fondos en capital privado

Podemos diferenciar distintos tipos de estrategias, en función del mercado privado donde se realice la inversión:

  • Capital Riesgo (Private equity): Actividad financiera cuyo objetivo principal es la adquisición temporal de participaciones en el capital de compañías no cotizadas para favorecer su:
    • Nacimiento (Venture Capital).
    • Crecimiento (Capital Expansión).
    • Consolidación (Buyout).
    • El Private Equity aporta a las compañías, no sólo recursos, sino además apoyo y participación en la gestión empresarial.
  • Inmobiliario (Real State): Actividad financiera que consiste en la adquisición, gestión, rehabilitación o construcción de bienes inmuebles de distinta naturaleza o fin como residencial, comercial, logística, etc.
    • Existen diferentes subestrategias desde Core a Oportunista para definir el perfil de riesgo y los beneficios esperados, siendo la tipología Core (inmuebles consolidados con un flujo de caja estable) la más conservadora y la Oportunista (promoción inmobiliaria o adquisición de inmuebles vacíos para su reconversión) la más agresiva.
  • Infraestructuras: Actividad financiera cuyo objetivo es la adquisición temporal de participaciones en compañías que proporcionan activos esenciales para el funcionamiento de un país, comunidad, región y que afecta a servicios básicos como electricidad, transporte, comunicación o salud. En función del grado de complejidad en el desarrollo del proyecto, existen distintas subcategorías o perfiles de rentabilidad-riesgo: Core, Oportunista y Valor añadido.
  • Deuda Privada: Actividad financiera que consiste en la concesión de préstamos a compañías no cotizadas como alternativa a la deuda bancaria, con el objetivo de recibir los intereses de los préstamos durante su periodo de vigencia y el nominal del préstamo al vencimiento del mismo.

Claves de la gestión de un fondo de Deuda Privada

Universo de fondos de deuda privada. Se tienen en cuenta varios temas en la concesión de préstamos:

  1. Capacidad (cash flows)
  2. Colateral
  3. Covenants o condiciones
  4. Carácter de la compañía y del equipo gestor
  5. Capital

Filtro de sostenibilidad con metodologías de adhesión, exclusiones, filosofía e integración y transparencia ASG y con compromisos a tres niveles:

  1. Compromisos con ISR (Inversión Socialmente Responsable)
  2. Grado de integración en el proceso inversor
  3. Implementación de iniciativas ISR en las inversiones

 Clasificación de la Deuda Privada

La Deuda Privada puede clasificarse de distintas formas: en base al tramo que ocupa dentro de la estructura del capital de la compañía o en función de la situación financiera de la misma. 

En el mercado existen fondos de deuda privada especializados en invertir en cada uno de estos elementos presentando distintos perfiles de rentabilidad y riesgo.

  • Capital Social: Representa los fondos propios o aportaciones realizadas por los socios o propietarios de una sociedad o compañía, así como las reservas y los beneficios no distribuidos.
  • Mezzanine/Preferentes: Es un híbrido entre deuda y acciones. Tiene características de deuda (plazo, tipo de interés) pero también derechos a participar en los beneficios de la compañía como si de una acción se tratara. Retorno esperado bruto: 10-15%.
  • Unitranche: Combina en un único instrumento deuda senior y subordinada. Aporta la ventaja de tener una sola contrapartida o acreedor. El tipo de interés combinado es una media entre el coste de la deuda senior y la subordinada. Retorno esperado bruto: 7-9%.
  • Stretched Senior: Es financiación customizada de la deuda senior, normalmente organizada por fondos, con un mayor apalancamiento potencial que la deuda senior tradicional, sin dejar de ser una deuda principal con sus garantías y cláusulas.
  • Deuda junior/subordinada: La deuda subordinada es un tipo de deuda de peor calidad crediticia que la deuda senior y, por lo tanto, su poseedor se sitúa detrás de todos los acreedores senior en preferencia de cobro (orden de prelación). Retorno esperado bruto: 10-12%.
  • Deuda senior: La deuda senior es la que mayor calidad crediticia posee. Esta deuda sitúa a su poseedor por delante del resto (orden de prelación) a la hora de cobrar en el caso de una potencial quiebra. etorno esperado bruto: 6-8%.
  • Deuda bancaria: Parte de los recursos ajenos de los que dispone una compañía y que son concedidos por entidades bancarias, normalmente a corto plazo o en forma de líneas de crédito o de descuento. En todos ellos el indicador que sirve para valorar la inversión y analiza factores como el efectivo, las comisiones, el capital reembolsado, entre otros suele ser el múltiplo de inversión.

¿Qué son los Covenant?

Dentro de Deuda Privada, los préstamos de mayor tamaño fácilmente sustituibles por préstamos sindicados o emisiones de HY son Cov-lite. En este sentido, el término Cov-lite se refiere a los préstamos concedidos con menores requisitos o restricciones para el prestatario y menos protección para el prestamista.

Cuando se realizan préstamos apalancados, tendremos que tener en cuenta el colchón del equity y el margen y rendimiento medio de las nuevas emisiones.

Sin embargo, los préstamos concedidos en el denominado Mid Market continúan gozando de fuertes paquetes de restricciones y compromisos por parte del prestatario en lo que se denomina “full covenant”. Los Covenants o condicionantes pueden ser de 3 tipos:

  1. Positivos: acciones a llevar a cabo como el cumplimiento de todas las licencias administrativas, etc.
  2. Negativos: acciones a impedir como la distribución de dividendos, venta de activos esenciales, etc.
  3. Financieros: esto es, las ratios de apalancamiento.

Asimismo, el principal riesgo consiste en el deterioro del EBITDA de la compañía que, junto a un elevado apalancamiento, imposibilite el repago de intereses y capital.

Por consiguiente, las compañías gestoras de los fondos toman las siguientes medidas para protegerse:

  1. Imposición de Covenants para un mejor seguimiento de la compañía.
  2. Prestar a compañías con estructuras de capital sanas con suficiente capital en forma de acciones y limitar su apalancamiento.
  3. Prestar a compañías con activos tangibles y usarlos de prenda o garantía.
  4. Realizar operaciones preferentemente a compañías donde existe un sponsor de Private Equity ya que éste puede inyectar capital en la compañía en caso de deterioro de sus métricas.
  5. Contar con un equipo especializado en deuda en distress o dificultades y en reestructuraciones en caso de suspensión de pagos o quiebra de la compañía con el objetivo de recuperar el máximo capital posible.

Criterios ASG en Deuda Privada

Al tratarse de inversiones sin control (el prestamista no participa en las decisiones de gestión de las compañías y en pocas ocasiones forma parte de la Junta Directiva de las mismas), la implementación de las políticas de ISR (Inversión Socialmente Responsable) son más limitadas que en otras estrategias de control con participaciones mayoritarias.

No obstante, la mayoría de las compañías gestoras de fondos de Deuda Privada son firmantes de un PRI e implementan políticas de ASG en sus inversiones.

Por consiguiente, los criterios para realizar inversiones que integren políticas ASG son:

  1. Evitar a compañías pertenecientes a sectores o industrias controvertidas (armas, tabaco, pornografía, etc.). El análisis preliminar de cada oportunidad es fundamental.
  2. Existencia de una sección dedicada a ASG en el memorándum de inversión.
  3. Involucración del equipo de ASG de la compañía.
  4. Financiar operaciones a firmas de Capital Riesgo (Private Equity) conocidos por sus buenas prácticas en ASG y exigiendo, no solo información financiera de la compañía, sino también los planes presentes y futuros en materia de ASG.
  5. Screening propietario o de terceros sobre temas relacionados con ASG que pudieran afectar a las compañías de la cartera.
  6. Imposición de Covenants de ASG en la documentación de los préstamos. Normalmente se trata de condicionantes positivos que motivan a la compañía a lograr determinados hitos en el ámbito ASG y que sirven para reducir el coste de la financiación.

Finalmente, es importante mencionar que, en la etapa del proceso de inversión el Comité de inversión recibe una evaluación de riesgos independiente normalmente con una Due Diligence.

Te puede interesar:

  1. Inversión en bosques y agricultura
  2. Renta fija sostenible: definición y tipos
  3. Definición Tasa normal de crecimiento