Saltar al contenido

Descarbonización

noviembre 11, 2021 Modificado el 11/11/2021 por Aitor Munarriz
descarbonizacion

¿Qué es la descarbonización?

La descarbonización es el proceso por el cual se busca reducir el uso de combustibles fósiles que contienen carbono. El objetivo principal es disminuir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera. De este modo se podría alcanzar una economía global que permita la neutralidad de carbono gracias a una transformación de las energías.

Vale la pena aclarar que distintos combustibles como el carbón, el gas, la leña o el petróleo tienen carbono. Además, se continúan usando en diferentes países para la producción de electricidad o el transporte. Por desgracia, el mecanismo que los convierte en energía genera CO2. Este es un compuesto responsable de distintos cambios climáticos.

¿Cómo conseguirla?

Para conseguir la descarbonización debe lograrse una transformación energética. Esto implica que los procesos de producción de energía cambien hacia métodos más limpios. En otras palabras, sólo deberían emitir compuestos que la atmósfera pueda absorber.

Para lograr esto, sin lugar a dudas es esencial incrementar la producción renovable. De esta manera se podrá ir bajando de forma gradual el consumo de carbón, de gas y de petróleo. Sin embargo, la energía nuclear no se considera una opción válida. Por sobre todo porque genera residuos difíciles de manejar y demasiado peligrosos.

que es la descarbonizacion

Beneficios

Aumentar la descarbonización permite disminuir en gran medida los gases que contaminan el aire. Además incrementa la producción y el rendimiento ganadero y agrícola. Por si esto fuera poco, también hay muchos otros beneficios adicionales. Aquí te detallaremos algunos de ellos:

Salud pública

  • Reemplazar el uso de automóviles que emiten CO2 por bicicletas podría ser de gran ayuda para mejorar la salud pública.
  • Por otro lado, quienes eliminan los desechos a través de rellenos sanitarios tienen un alto riesgo de padecer trastornos respiratorios. En cambio, recolectar con eficiencia y seguridad el gas de vertedero para producir energía podría disminuir en gran manera la prevalencia de afecciones pulmonares.

Empleo

  • Invertir en edificios que dejen de usar energías convencionales y funcionen a base de energías renovables podría llegar a originar 2 millones de empleos desde el año 2021 al 2050.
  • A su vez, se ha confirmado que las personas que trabajan en edificios sostenibles tienen una mayor productividad. Esto está asociado a las mejoras del ambiente de trabajo y a la menor prevalencia de enfermedades.

Inclusividad

  • Los programas enfocados en minimizar el uso de las energías convencionales en edificios europeos han mostrado distintos beneficios. Entre ellos, un mayor confort térmico, un mejor estilo de vida, y una reducción de las enfermedades. En particular para los residentes que tienen un nivel económico bastante bajo.
  • De forma adicional, las inversiones en modelos de reciclaje podrían brindar nuevas oportunidades de trabajo. Esto incluye tanto a personas calificadas como a trabajadores sin estudios superiores. Al mismo tiempo, representaría una nueva fuente de ingreso para los gobernadores. Incluso, podría mejorar la condición laboral de quienes recolectan residuos.

Transporte

En este ámbito, la reducción de emisiones de carbono aporta grandes ventajas económicas asociadas al ahorro de la energía. Asimismo, la cantidad de accidentes de tránsito se reduce.

Los costos por embotellamiento, combustible derrochado y tiempo perdido son mayores al 1% del PIB en casi todas las ciudades desarrolladas. Mientras que en las ciudades en vía de desarrollo estos gastos ascienden a cerca del 10% del PBI.

No obstante, se ha descubierto que al implementar medios de transporte que tienen bajas o nulas emisiones de carbono se disminuye el tiempo de viaje y el tráfico. De igual manera el embotellamiento de autos desciende un 10 a un 30%.

Los beneficios son más altos que el retorno de inversión

Todas estas medidas que se basan en la reducción del carbono generan grandes impactos sobre la economía, la sociedad y el medio ambiente. Esto significa que sus beneficios sin dudas tienen un valor más alto que el retorno de la inversión implicado. Por este motivo, podemos decir que el conjunto de medidas orientadas en la reducción de emisiones de carbono son fundamentales para lograr cambios que marquen una gran diferencia.

Principales países descarbonizados

En la última década, más de 90 países han avanzado en su transición hacia la reducción de las emisiones de carbono. Esto significa que se han vuelto más dependientes de aquellas energías limpias y sostenibles. Entre los países más destacados se encuentran Suecia, Dinamarca y Noruega. Por otra parte, España se halla en el puesto 17. Mientras que dentro del continente americano se distinguen Estados Unidos, Chile, México y Colombia.