Saltar al contenido

Crédito

enero 11, 2022 Modificado el 23/01/2022 por Aitor Munarriz
crédito

Definición: qué es un crédito

El crédito es una operación financiera que se formaliza mediante un contrato, en la que una persona (prestamista) presta una cantidad de dinero denominada «capital» a otra (prestatario), que es devuelta en una fecha posterior generalmente con intereses.

Por tanto, los créditos se establecen con un plazo determinado. Por ejemplo, con fecha 1 de enero de 2022, un prestamista presta 10.000 euros a un prestatario o deudor, y ambos acuerdan que el 31 de diciembre del mismo año, el deudor devolverá el capital aumentado en 200 euros, en concepto de intereses.

En resumen, el crédito es “alternar dinero del presente, por el dinero en el futuro” donde una persona que necesita dinero para atender un asunto de cualquier naturaleza adquiere el dinero hoy y se compromete a devolverlo en el futuro, con su respectivo interés.

En general los créditos son instrumentos de financiación que ofrecen las instituciones bancarias (bancos), empresas o individuos para obtener un beneficio económico a través de los intereses que genera el monto total del crédito (capital).

Los créditos pueden pagarse en forma fraccionada (devolviendo cierta cantidad cada mes) o en un único pago. Todas las condiciones, fechas y cantidades de los pagos e intereses deben acordarse entre el deudor y el acreedor en el momento de realizar la operación y se plasman por escrito en un documento.

Son utilizados a nivel internacional y su aprobación se relaciona de forma directa con la confianza, solvencia y capacidad crediticia del deudor. En caso de que el deudor no pueda hacer frente al pago de un crédito, el acreedor puede emprender acciones legales en su contra.

✔️ Descubre también: cuál es la definición del dinero.

Ejemplos de créditos que pueden pedirse

  • Crédito hipotecario: para comprar una vivienda.
  • Crédito personal: para adquirir un vehículo.
  • Crédito al consumo: para adquirir un teléfono móvil.
  • Préstamo para estudios universitarios: para financiar los gastos de matrícula,

¿Cómo funciona?

Ilustremos el funcionamiento del crédito con un ejemplo:

Supongamos que Carla Tovar es una empresaria dedicada a industria del cacao, donde tiene más de 10 años de experiencia y cuenta con más de 50 empleados. Carla tiene un proyecto para fabricar bombones personalizados pero necesita invertir en unas máquinas procesadoras y algunos moldes para desarrollar su idea.

Sin embargo el costo del proyecto es muy elevado y Carla no puede cubrir el monto completo, por lo que decide ir a su institución bancaria a solicitar un crédito pagadero en 3 años. Allí le solicitan una serie de requisitos para evaluar la rentabilidad de su proyecto y su capacidad para cubrir las cuotas del crédito durante 36 meses con sus respectivos intereses.

Carla regresa unos días después a la institución bancaria y le aprueban el crédito para financiar su proyecto de fabricación de bombones personalizados. En ese punto Carla firma un documento donde figura como “deudor” ante la institución financiera que es el “acreedor”. Además se compromete a pagar el monto del crédito más los intereses y las comisiones del banco en un periodo de 3 años. 

Elementos de un crédito

Los 5 elementos principales de un crédito son:

  • Acreedor o prestamista: es la persona o institución que presta el dinero.
  • Deudor o prestatario: es la persona o empresa que pide prestado el  dinero y adquiere un compromiso de pago.
  • Capital: es el monto de dinero que se presta.
  • Intereses: es el costo del crédito. Expresa el monto adicional que se debe pagar sobre el capital prestado.
  • Plazo: es el tiempo que se establece para pagar el crédito. Pueden ser varios meses o años.

Tipos de créditos

Los créditos pueden clasificarse según la duración del contrato, su finalidad o destino de los fondos y según el tipo de garantía que lo avale.

Según su duración

  • De corto plazo: se utiliza para cubrir una necesidad inmediata. Se paga en un plazo de un año o menos.
  • De mediano plazo: su plazo de pago se encuentra entre 1 y 5 años.
  • De largo plazo: su plazo de pago es de 5 años o más.

Según su finalidad

  • Personal: son utilizados para financiar una necesidad concreta en un momento preciso. Son montos relativamente bajos y de corto plazo.
  • De consumo: se utiliza para adquirir bienes duraderos o cubrir el pago de servicios.
  • Comercial: se otorgan a las empresas para que adquieran bienes, inviertan en activos fijos, paguen deudas, servicios o proveedores.
  • De estudios: son utilizados para pagar matrículas universitarias o estudios superiores.

Según el tipo de respaldo o garantía

  • Hipotecas: se utiliza para adquirir una propiedad construida que también figura como garantía del crédito. Suele tener un plazo de pago de 20 años.
  • Prendarios: se obtienen dejando un bien en garantía que podrá volver a ser propiedad del deudor cuando termine de pagar el crédito. Los bienes que se dejan en garantía son valiosos como una obra de arte o diamantes.
  • Colateral: son aquellos créditos que se respaldan por un bien distinto al que se compra con el financiamiento.
  • Al consumo: son créditos que están respaldados por el bien adquirido con el financiamiento.
  • Quirografarios: son préstamos que no tienen una garantía específica, sino que se respaldan con la palabra del deudor o con un aval firmado por un fiador.

Qué diferencia hay entre un crédito y un préstamo

El crédito es un instrumento de financiamiento donde el banco pone a disposición de cliente una cantidad de dinero, una línea que puede utilizar en función de sus necesidades. Mientras que el préstamo facilita todo el dinero solicitado de una sola vez en el momento de su concesión.

Bibliografía

  • Marqués, J. (1996). Créditos y Préstamos. España: Pirámide Ediciones.
  • Morales, J. y Morales, A. (2014). Crédito y cobranza. México: Grupo Editorial Patria.