Saltar al contenido

Contabilidad administrativa

abril 21, 2022
contabilidad administrativa

Qué es la contabilidad administrativa

La contabilidad administrativa o de gestión es el área de la contabilidad que realiza informes, como instrumento para el análisis y la toma de decisiones por parte de los diferentes niveles gerenciales de una empresa.

La contabilidad administrativa se llama también contabilidad gerencial o contabilidad de gestión y sirve para evaluar el rendimiento y funcionamiento de la empresa, analizar qué áreas de la compañía son eficientes y cuáles necesitan mejoras, de modo que puedan desarrollarse nuevos procedimientos o políticas en la organización.

¿Cuándo surgió? En el mundo de los negocios se comenzó a hablar de la contabilidad administrativa en 1960, una época que exigía a la contabilidad más utilidad que simplemente generar información. Esto se debió al hecho de que los informes, por lo general, se destinan a personas tomadoras de decisiones empresariales, no necesariamente contables.

Importancia de la contabilidad administrativa

Su importancia radica en que se busca interpretar el significado de las cifras para un mejor análisis de las tendencias por parte de directivos y administradores de la empresa. Esto les permite realizar acciones de planificación, organización, dirección y control de una forma más segura para el futuro.

De igual forma, los directivos pueden evaluar el desempeño de los diferentes departamentos de la empresa y detectar fácilmente las debilidades de la organización. Es una práctica gerencial que motiva a los gerentes y a los empleados de la empresa a ser cada día mejores.

También es común que a partir de estos informes se crean presupuestos de financiación acordes con la productividad de la empresa y se desarrollen políticas estratégicas para la consecución de sus objetivos.

Características de la contabilidad administrativa y de gestión

Las principales características de este tipo de contabilidad son:

  1. Se dirige a usuarios internos de la empresa como administradores y propietarios para juzgar y evaluar el desarrollo de la entidad.
  2. Su información es valiosa para crear planes prospectivos de la empresa.
  3. Si se hace de forma periódico se puede realizar un análisis de la evolución de la empresa.
  4. Permiten evaluar y comparar el pasado de la empresa con el presente para planear el futuro de la entidad.
  5. No está regulada por normas o reglamentos como lo está por ejemplo la contabilidad financiera.
  6. Es un instrumento que aporta información de la rentabilidad de las diferentes áreas de la empresa.
  7. El tiempo de registro de la información es flexible, se pueden tomar datos de días como de años.
  8. No tienen una fecha de presentación exacta, se puede realizar cada vez que lo solicite el gerente.
  9. Su campo de acción es amplio, ya que abarca áreas económicas, psicológicas y matemáticas.
  10. Su implementación para la toma de decisiones es de carácter opcional.

Ejemplos de informes propios de la contabilidad administrativa

Dentro de los ejemplos de informes que genera la contabilidad administrativa están:

  • Informes de análisis de desviación entre los objetivos proyectados y los objetivos cumplidos.
  • Informes de análisis de rentabilidad de los productos o servicios de una empresa.
  • Presupuestos de planes de inversión o de planes de financiamiento de la empresa.
  • Entradas y salidas de inventario para decidir la mercancía que hay que reponer.

¿Qué registra la contabilidad administrativa?

La contabilidad administrativa registra datos para el análisis de los ingresos y costos de cada actividad de la empresa, la cantidad de recursos utilizados, la cantidad de trabajo requerida, la depreciación de las maquinarias, equipos o edificios.

Es importante saber que este tipo de contabilidad no requiere registrar información de toda la empresa, sino que puede realizarse a partir de datos de exclusivamente una unidad o un departamento en concreto.

Bibliografía

  • Carlos Alcérreca y V. Robles, Administración: un enfoque interdisciplinario. (2000). Alhambra mexicana, Editorial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.