Saltar al contenido

CFD : Que és, como funcionan, tipos.

noviembre 9, 2021 Modificado el 10/11/2021 por Aitor Munarriz
CFD

¿Qué es un CFD?

Los CFDs son un producto financiero que ha ganado mucha popularidad por lo práctico que resulta aprovechar la diferencia de un precio sin necesidad de hacer una compra real. Su nombre viene de las siglas de la frase en inglés “Contract For Difference” que significa precisamente “Contratos por diferencia”.

Cuando alguien opera en CFD debe especular acerca del valor que tendrá un activo subyacente cotizado y no tiene la necesidad de comprarlo. Estos activos pueden ser materias primas, índices, acciones u otros presentes en los mercados financieros. 

¿Cómo funcionan los CFD?

Estos contratos establecen un acuerdo donde ambas partes, inversor y bróker, intercambian la diferencia entre el precio de entrada y el precio de salida de un activo financiero.

Es similar a operar en futuros, con la principal diferencia de que los contratos de futuro tienen como una de sus características fundamentales que poseen una fecha límite donde caduca el contrato. En cambio, en los CFD la operación es diaria, pero se renueva automáticamente si la posición no es cerrada por el inversor.

Cuando es renovado el CFD el bróker se encarga de verificar que el inversor posea el saldo suficiente para cubrir un resultado desfavorable en caso de que no sea acertado el pronóstico de quien abrió la operación.

Por lo general estas operaciones se ejecutan junto con un apalancamiento, lo que genera liquidaciones diarias por el financiamiento que el inversor recibe. Esta forma de operar le permite al inversor ingresar en operaciones largas o cortas, lo que quiere decir que puede especular que el precio del activo sube o baja.

Las opciones de condicionar las ordenes se encuentran disponibles, así que el inversor o trader puede programar puntos para tomar beneficios (take profit) o detener las perdidas (stop loss).

Tipos de CFD

Teniendo claro que los CFDs no implican la compra de un activo sino la especulación del resultado de la tendencia de un precio, solo resta mencionar los tipos de activos subyacentes en los que puede estar basada una operación usando este instrumento.

CFDs de Índices

Operar índices bursátiles con el instrumento de CFD resulta cómodo para los traders porque allí tienen acceso para los índices más importantes y la operativa se puede condicionar con muchos elementos de gestión de riesgo, además el apalancamiento es atractivo para los índices donde el movimiento no es muy brusco.

CFDs de Bonos

Esta clase es recomendada para profesionales en el área porque requiere que el inversor maneje información actualizada de acontecimientos macroeconómicos y viene siendo solo con la experiencia que esas noticias pueden analizarse de forma acertada. Los bonos de los principales gobiernos del mundo están al alcance para especular y tomar ganancias.

CFDs de Divisas

En estos casos es donde se mueve el mayor volumen de apalancamiento dado que la fluctuación del valor de las principales divisas del mundo no es tan volátil. El par EURUSD es el más popular y hay auténticos especialistas que obtienen rentabilidad combinando análisis técnico de gráficas con análisis fundamental.

CFDs de ETFs

Los ETFs son conjuntos de activos que cotizan en la bolsa de valores. Cuando un inversor compra esta clase de contratos por diferencia está especulando sobre un fondo de índice cotizado; esto viene siendo una combinación entre un fondo de inversión y una acción. Dos ejemplos que pueden representar a gran escala estos activos subyacentes son el SPDR S&P 500 y el Fondo de SDPR del sector selecto discrecional del consumidor.

CFD de Acciones

Se puede invertir en acciones sin comprarlas, en casos como este es primordial elegir un bróker que brinde aparte de buen servicio un ecosistema saludable en cuanto a tarifas para que las ganancias no se vean diluidas por la alta rotación de operaciones que se pueden realizar con acciones.

CFDs de Materias Primas

Esta alternativa también es conocida como “commodities”, a muchos inversores les gusta porque la información necesaria se basa ampliamente en aspectos fundamentales, suelen ser muy rentables cuando se tiene una metodología clara para estudiar los eventos que afectan los precios. En esta modalidad conseguimos expertos en materias primas como: oro, plata, algodón, maíz, cacao, café, entre otros.

Se puede decir que los CFDs son uno de los vehículos de inversión con mayor penetración en el trading online. Esto se debe principalmente a la gran versatilidad de mercado donde cada quien encuentra su campo para especializarse, además las opciones de apalancamiento, cuando son bien empleadas, convierten un activo en una fuente volátil de ingreso.

Es importante recordar que al momento de especular se debe estar bien preparado, el hecho de que un sistema se comprenda fácilmente no quiere decir que también sea fácil conseguir rentabilidad.