Saltar al contenido

Agricultura intensiva y extensiva

septiembre 29, 2022 Modificado el 30/09/2022 por Aitor Munarriz
agricultura intensiva y extensiva

Qué es la agricultura intensiva y extensiva

La agricultura intensiva es aquella que se especializa en un uso intensivo de factores productivos (capital, maquinaria, trabajo) por cada unidad de tierra, maximizando las cosechas. Mientras que la agricultura extensiva se basa en el uso de cantidades pequeñas de factores productivos por cada unidad de tierra, obteniendo así menor rendimiento por hectárea.

La agricultura intensiva

Por cada hectárea o metro cuadrado cultivado, el empleo de grandes cantidades de factores productivos le permite obtener grandes rendimientos en sus cosechas, por lo que sirve para optimizar y maximizar el rendimiento de las superficies de cultivo.

Entre los factores productivos que emplea destacan el capital y la inversión en maquinaria, tractores, cosechadoras, incluso avionetas para esparcir productos, el uso de químicos como fertilizantes, herbicidas y plaguicidas, y el empleo de más cantidad de trabajo humano por hectárea.

La agricultura extensiva

La agricultura extensiva, por su parte, utiliza pequeñas cantidades de insumos y factores productivos, en relación a la superficie cultivada. uele producirse en aplias extensiones de terreno, utilizando solo los recursos que ofrece la naturaleza y prescindiendo de todos los productos químicos que alteran las propiedades del suelo, o bien si se utilizan, se hace en pequeñas cantidades. Muchas veces este término es análogo al de agricultura tradicional, donde se emplea un nivel mínimo de recursos y se tiene un menor impacto en el medio ambiente.

Puedes aprender más sobre la agricultura intensiva y la agricultura extensiva a través de los enlaces anteriores, donde verás ejemplos de cada una, sus ventajas y desventajas, en qué tipos de cultivos se especializan y más.

10 Diferencias entre la agricultura intensiva y extensiva

  1. La agricultura intensiva emplea más cantidad de factores productivos, como el capital, la inversión y la mano de obra, por cada unidad de terreno que la agricultura extensiva.
  2. La agricultura intensiva busca optimizar los rendimientos por hectárea, obteniendo las máximas cosechas posibles, para un terreno dado. En cambio, la agricultura extensiva no trata de optimizar al máximo el rendimiento de un terreno. Por tanto, por cada metro cuadrado cultivado, es la modalidad intensiva la que obtendrá mayor cantidad de cosechas y un mayor rendimiento económico.
  3. La agricultura intensiva utiliza la tecnología y maquinaria especializada, como tractores, cosechadoras, sistemas de aspersión de fertilizantes, e incluso avionetas. La agricultura extensiva por su parte emplea medios y herramientas más básicos y tradicionales, que no requieren tanta inversión.
  4. Mientras que la agricultura extensiva se basa mayormente en la ultilización de los recursos naturales disponibles, como el suelo, la lluvia y el sol, en la agricultura extensiva existe mayor control de los factores que puedan afectar a las plantas, utilizandose por ejemplo el regadía, riegos por goteo, y substancias químicas para maximizar el rendimiento de las cosechas.
  5. La agricultura extensiva planta directamente en el suelo, generalmente a cielo abierto, mientras que la intensiva utiliza también métodos más modernos, como invernaderos, naves cerradas con iluminación artificial e incluso cultivos hidropónicos.
  6. La agricultura extensiva respeta los ciclos naturales de crecimiento de las plantas, sembrando en la estación que corresponde naturalmente a cada variedad, mientras que la agricultura extensiva gracias a sus métodos más novedosos es capaz de alterar los ciclos normales de las plantas, obteniendo cosechas fuera de temporada.
  7. La agricultura intensiva es capaz de asegurar el abastecimiento de la demanda de ciertos productos, incluso fuera de temporada, lo cuál no es posible para la agricutura extensiva o tradicional.
  8. Existen también diferencias en el tipo de empleo que deriva de cada una de ellas, ya que en la agricultura intensiva se emplea más gente, especialmente empleos indirectos como personal de oficinas, adiministrativo o financiero, mientras que en la agricultura extensiva no se emplea tanta gente (no suelen existir empleos indirectos derivados de ella), pero los dueños de la explotación y a menudo sus familiares son quienes trabajan en ella.
  9. Se considera que la agricultura intensiva produce más contaminación ambiental en relación a su tamaño, debido al uso intensivo de energía, combustible, pesticidas y herbicidasen, en comparación con la extensiva.
  10. El impacto en el suelo, el agua y la biodiversidad de los ecosistemas circundantes es mayor en la agricultura intensiva. Por tanto afecta más a las plantas y poblaciones de animales, como insectos y pájaros que no son compatibles con la agricultura intensiva, pero si pueden existir en la extensiva tradicional.

¿Cuál es la diferencia entre una actividad intensiva y una extensiva?

La diferencia entre la actividad agrícola intensiva y la actividad agrícola extensiva, es que la intensiva no necesita una gran extensión de terreno para desarrollar los cultivos pero es muy demandante en el uso de recursos productivos como la mano de obra, insumos y capital. En cambio, la actividad agrícola extensiva requiere una superficie de terreno muy extensa para desarrollar los cultivos pero no utiliza muchas cantidades de mano de obra, insumos y capital.

Además, la agricultura extensiva no utiliza o minimiza la cantidad de productos químicos que aplica a los cultivos, por lo que es consciente con los ciclos naturales del medio ambiente y no sobreexplota el terreno.     Por su parte, la agricultura intensiva se interesa por cosechar la mayor cantidad de productos agrícolas de cada hectárea, por lo que aplica niveles elevados de productos químicos a las cosechas para garantizar el rendimiento del cultivo.

Por último, las actividades agrícolas extensivas se caracterizan por aprovechar el terreno de forma natural aunque sus cosechas demoren más en desarrollarse y los beneficios económicos sean más bajos. Sin embargo, las actividades agrícolas intensivas se enfocan en sobreexplotar el terreno para obtener un mayor volumen de cosecha que genere más beneficios económicos.

Bibliografía

  • Luelmo, J. (1975). Historia de la agricultura en Europa y América. España: Ediciones Istmo.
  • Mosher, A. (1965). Educación, investigación y extensión en economía agrícola. Costa Rica: Instituto Interamericano de Ciencias Agrícolas de la OEA.