Saltar al contenido

Agricultura Comercial

septiembre 20, 2022 Modificado el 20/09/2022 por Idoia G. Munárriz
agricultura comercial

¿Qué es la agricultura comercial?

La agricultura comercial o de mercado es un conjunto de actividades productivas dedicadas a la explotación de la tierra con el objetivo de obtener productos agrícolas como cereales, frutas y verduras, que se comercializan para generar un beneficio económico al empresario, agricultor o inversionista.

Se trata de una actividad económica que implica el cultivo y la comercialización de diversos productos agrícolas tales como frutas, verduras, hortalizas, granos, tubérculos y en la actualidad se practica en muchos países de América, Europa, Asia y África.

En resumen, la agricultura comercial se refiere al tratamiento, siembra, mantenimiento y cultivo de la tierra para su cultivo profesional, obteniendo ingresos económicos. Es decir, se acondiciona el terreno para sembrar las semillas, se mantiene el cultivo, se cosecha la siembra y se comercializan los frutos para generar lucro. De hecho, la agricultura comercial suele ser intensiva en el uso de recursos, máquinas, tecnología e insumos que pretenden optimizar la fertilidad del suelo para alcanzar el mayor rendimiento en las cosechas.

Es una actividad que generalmente se realiza con capital privado, ya que su principal característica es el uso intensivo de recursos físicos, económicos y tecnológicos. Desarrollar siembras en grandes superficies de terreno, capaces de producir grandes cantidades de un solo producto agrícola. Aunque la agricultura comercial suele desarrollarse en grandes extensiones de terreno o latifundios, también se puede llevar a cabo en parcelas más pequeñas que cuentan con estructuras especiales, como los cultivos aéreos, hidropónicos o de invernadero.

Su producción se vende a mayoristas, para posteriormente usarse como insumos en otras insdustrias, o a venderse supermercados, quienes lo ofrecen directamente al consumidor. Es decir, los productos derivados de la agricultura comercial se venden y pueden ser utilizados para el consumo humano directo o como materias primas para elaborar otros productos alimenticios.

De esta manera, la producción derivada de la agricultura comercial no se destina al autoconsumo o subsistencia sino que se comercializa en los mercados y puede tener alcance regional, nacional o internacional.

Tipos y ejemplos de Agricultura Comercial

Para entender mejor la definición de la agricultura comercial, veamos a continuación sus principales tipos con algunos ejemplos:

  1. Agricultura especializada. Es aquella que se realiza en grandes extensiones de terreno por lo que requiere una cantidad importante de maquinarías, tecnología y técnicas de cultivo. Suele plantar un solo tipo de semilla que por lo general tarda un año para su maduración y cosecha. Este tipo de agricultura se desarrolla principalmente en Estados Unidos y Europa para llevar a cabo el cultivo de maíz, tabaco, patata o algodón.
  2. Agricultura mediterránea. Se desarrolla exclusivamente en los países costeros del Mar Mediterráneo y en California, por lo que los productos cultivados en estas zonas no se dan en otras partes del mundo.Los rubros más importantes de la agricultura mediterránea son el trigo, vid y olivo. También pueden encontrarse algunas frutas y verduras pero se caracterizan por ser cultivos de bajo rendimiento y volumen.
  3. Agricultura de plantación. Es el tipo de agricultura comercial más eficiente y se lleva a cabo en grandes extensiones de terreno en las que se cultivan productos que son muy demandados en varios países del mundo. Por lo general, son cultivos intensivos en el uso de mano de obra (generalmente muy económica) porque son difíciles de mecanizar y se desarrollan principalmente en América Latina y África. Los rubros que se cultivan es este tipo de agricultura se asocian a un clima tropical o semi tropical como por ejemplo café, tabaco, té, cacao, caña de azúcar, algodón, coco, frutas cítricas o la palma de aceite.

Diferencia entre la agricultura comercial y la agricultura tradicional

La agricultura comercial vende, distribuye o comercializa la cosecha que obtiene, mientras que la agricultura tradicional utiliza la cosecha para el autoconsumo. Por tanto, la diferencia entre ambas es la finalidad de la cosecha, ya que la agricultura comercial es un negocio y busca una rentabilidad económica, mientras que la agricultura tradicional se realiza para autoconsumo, o subsistencia.

Esto es, la agricultura comercial prepara la tierra y siembra semillas con la finalidad de comercializar la cosecha para generar algún beneficio económico. En cambio, la agricultura tradicional se enfoca en trabajar la tierra y sembrar las semillas con la única finalidad de obtener la cosecha para autoabastecer la familia, hogar, finca, territorio o hato.

Características de la agricultura comercial

Destacamos 6 rasgos que caracterizan este tipo de producción:

  1. Se realiza como actividad económica, con el objetivo de obtener beneficios.
  2. Busca producir grandes cantidades de productos agrícolas, para satisfacer una amplian demanda.
  3. Persigue la eficiencia, mediante el uso de maquinaria, tecnología, sistemas especializados, selección de simientes, técnicas de cultivo modernas, etc.
  4. Permite la existencia de mercados de comercialización de sus productos.
  5. Sus productos son homogéneos, comparten ciertos estándares de calidad, aspecto, tamaño, peso.
  6. Al tratarse de un sector estratégico, suele estar apoyada por los gobiernos, a nivel estatal o regional. Por ejemplo, la Unión Europea lleva a cabo la PAC o política agraria común, con una serie de normas y ayudas para los productores agrícolas.

¿Dónde se practica principalmente la agricultura comercial?

La agricultura comercial se practica principalmente en fincas, hatos, haciendas o extensiones de terreno que permitan sembrar varios lotes de semilla para cosechar grandes cantidades de productos agrícolas. Lo más común es que los terrenos o territorios utilizados para desarrollar la agricultura comercial tengan un buen clima que favorezca el crecimiento del cultivo o en su defecto cuenten con acceso a ríos, lagos o lagunas que pueden utilizarse para instalar un perímetro de riego en el área sembrada.

Sin embargo, la agricultura comercial también puede llevarse a cabo en otros tipos de terreno que se acondicionan para llevar a cabo el cultivo. Todo depende de las condiciones climatológicas del territorio y del tipo de rubro que se desarrolle. De ahí que la agricultura comercial se practique en muchos países del mundo con clima tropical, mediterráneo, semi tropical, árido, continental o templado.

A continuación veamos algunos países donde se practica la agricultura comercial:

  • En América: Brasil, Estados Unidos, México, Argentina, Colombia, Chile, Bolivia, Costa Rica, Guatemala, Uruguay, Perú y Ecuador.
  • En Europa: Bélgica, Dinamarca, Alemania, Albania, Austria, España, Croacia, Italia, Francia, Portugal, Reino Unido, Grecia, Noruega, Georgia y el Reino Unido.
  • En Asia: Tailandia, Vietnam, Myanmar, China, Filipinas, Indonesia, Malasia, Corea del Norte, Corea del Sur y Camboya.
  • En África: Egipto, Sudáfrica, Túnez, Marruecos, Sudán, Burkina Faso, Camerún, Etiopia, Ghana, Kenia y Nigeria.
  • En Oceanía: Australia, Nueva Zelanda, Fiyi, Vanuatu y las Islas Salomón.

Bibliografía

  • Marquez, L. (2011). Agricultura tradicional vs agricultura convencional. Letonia: KS Omniscriptum publishing.
  • Organización de las naciones unidas para la agricultura y la alimentación. (2005). El estado mundial de la agricultura y la alimentación. Roma: Grupo de la producción y diseño editorial. Servicio de gestión de las publicaciones. FAO.