Saltar al contenido

Inversión en activos alternativos

agosto 31, 2022 Modificado el 19/09/2022 por Aitor Munarriz
activos alternativos

¿Qué es la Inversión en activos alternativos?

Se definen, como aquellos activos que no son activos tradicionales (activos monetarios, renta fija, renta variable o derivados). En la categoría de activos alternativos entrarían: las materias primas, los activos reales, el capital privado, los Hedge Funds y los productos estructurados.

También se podrían definir los activos alternativos como un conjunto de activos que tienen un comportamiento más o menos independiente respecto a los activos tradicionales.

Por tanto, son activos cuya correlación con el mercado es casi nula (si el mercado está en situación alcista o bajista a estos activos casi no le afecta). Así si el inversor utiliza estos activos en su cartera de inversión, le permitirá tener una alta diversificación.

El auge de la inversión en activos alternativos

Los activos alternativos están de moda en los últimos años en el mercado financiero, por un lado, porque los activos tradicionales han empeorado en la relación rentabilidad/riesgo y por otro porque el inversor está más preocupado por su nivel de diversificación.

Este tipo de activo, le proporcionará mayor rentabilidad al inversor, pero siempre asumiendo mayor riesgo.

Características de la inversión alternativa

  • Elevada especialización de los gestores de inversiones.
  • Iliquidez: Muchos de estos activos no tienen una cotización muy frecuente, por lo que en muchos casos se hace bastante complicado poder deshacer la posición rápidamente. Restricciones a los reembolsos.
  • Correlación relativamente baja de sus rendimientos con los de las inversiones tradicionales.
  • Diversificación Son utilizados por los inversores para poder aumentar el grado de diversificación de su cartera de inversión.
  • Menos regulación y menos transparencia que las inversiones tradicionales.
  • Datos históricos limitados de riesgo y rentabilidad.
  • Duración de la inversión Muchos de estos activos tienen una duración bastante alta, tienen una media de unos 5 a 10 años.
  • Dificultad de valoración Son activos difíciles de valorar o bien por su iliquidez o bien porque incluso muchas veces no se posee datos históricos que permita tener mucha información sobre su comportamiento.
  • Altos costes de entrada y de transacción Algunos de estos activos alternativos requieren una inversión mínima bastante alta, por lo que en general, salen fuera del abanico de activos en lo que suelen invertir los pequeños inversores.

Ejemplos de Activos reales de inversión:

Inversión en activos alternativos Real Estate: Inmuebles y SOCIMIS:

Los activos inmobiliarios son un activo real es un activo no financiero que representa un derecho real de consumo. Entre ellos se pueden encontrar:

  1. Suelo: que puede ser de tipo urbano, comercial, agrícola o industrial, entre otros.
  2. Recursos agrícolas y forestales.
  3. Infraestructuras: relacionadas con transporte (autopistas, puentes, aeropuertos, etc…); comunicaciones (torres de transmisión, redes, etc..) o social (instalaciones deportivas, de ocio, etc…).
  4. Inmuebles: el activo real más importante y más negociado.

Los inmuebles es el activo real más negociado en el mercado. Como ventajas de invertir en inmuebles podemos encontrar la menor volatilidad de este tipo de activo frente a inversiones tradicionales como puede ser la renta variable y la seguridad que siempre ha existido en los inversores, dado que se ha visto como un activo que era complicado que perdiera valor, más bien lo contrario, con unas expectativas bastante altas de revaloración.

Por el contrario, invertir en este tipo de activos puede llevar a riesgos dada su baja liquidez con respecto a activos financieros tradicionales, así como la desaceleración que se ha producido en momentos de crisis.

Clasificación de inversión en real state:

Según el objetivo de inversión se pueden clasificar en explotación o inversión. El primero de ellos es cuando se adquiere un activo inmobiliario para la explotación del mismo, fundamentalmente en alquiler, mientras que la inversión es cuando se adquiere el activo inmobiliario para la venta futura del mismo sin realizar explotación.

Dependiendo del objetivo de la actividad: promotora y explotadora. En la primera de ellas es cuando se adquiere un suelo con la idea de desarrollar una construcción y edificación para la posterior venta de un producto inmobiliario acabado. Se realiza una actividad explotadora cuando mediante el alquiler se explota un producto inmobiliario ya acabado.

Según el tipo de construcción:

  1. Residenciales: pisos, chalets, apartamentos, casas.
  2. Industriales: naves y edificios industriales.
  3. Comerciales: oficinas, locales, centros comerciales.
  4. Otros usos: colegios, hospitales, centros deportivos, etc.

Hay diferentes formas de invertir en inmuebles:

  1. Directa: Comprando el inmueble directamente. Como ventaja se tiene el control directo del activo y como desventaja la falta de liquidez.
  2. No cotizada: Invirtiendo en capital riesgo que inviertan en inmuebles.
  3. Cotizadas: Invirtiendo en REITS o en España en SOCIMIS (Sociedades de Inversión Inmobiliaria), que son entidades cotizadas cuya actividad principal es la adquisición, promoción y rehabilitación de activos para su arrendamiento. O bien directamente a través de participaciones en el capital de otras SOCIMIS.

Inversión alternativa: Materias primas o»commodities»

El concepto de commodities siempre se ha utilizado como sinónimo de materia prima, aunque ahora en los mercados muchas veces se habla de forma más general y se utiliza para cualquier cosa que pueda ser usado como subyacente en un contrato de Futuro.

Desde los tiempos más antiguos, el hombre siempre ha negociado con este tipo de productos: alimentos, metales preciosos y no preciosos. Pero en los últimos años ha habido un boom en el mercado de las commodities, utilizando éstos como activo alternativo, dada la baja correlación que tienen con los activos tradicionales.

Las materias primas pueden ser enormemente volátiles, lo que crea oportunidades para que los inversores consigan beneficios yendo largo o corto en estos mercados financieros.

Clasificación de la inversión en commodities:

  1. Soft commodities: que a su vez se puede subdividir en productos agrícolas (trigo, maíz, algodón, azúcar, soja, entre otros) y productos ganaderos (cerdo, ganado, etc.).
  2. Hard commodities: entre los que cabe destacar al grupo de las industriales, tales como el cobre, el plomo, aluminio, acero, entre otros y el grupo de preciosos como el oro, plata o platino.
  3. Los productos energéticos estarían compuestos, por ejemplo, por el petróleo, el gas, la electricidad, etanol, etc.

Como invertir en este tipo de activo alternativo:

Las materias primas pueden negociarse:

  • Directamente en el mercado spot (mercado al contado), donde los compradores y vendedores se intercambiarán la materia prima física.
  • Mediante la compra/venta de acciones de compañías cuyo valor dependa de la materia prima en cuestión. Por ejemplo, si un inversor está interesado en especular con la subida del valor del petróleo, podría o bien comprarlo en el contado o bien podría comprar acciones de Exxon Mobil o de British Petroleum (BP).
  • Inversión en ETFs cuyo valor dependa de la commodity. Muchos de estos fondos invierten en productos energéticos o metales preciosos, por lo que su valor dependerá del valor de la materia prima en cuestión.
  • Mediante derivados sobre materias primas, ya sean futuros u opciones.

Las 10 commodities que más se negocian en los mercados financieros, de forma directa o por medio de distintos derivados son: crudo Brent, acero, crudo WTI, soja, hierro, maíz, oro, cobre, aluminio, plata.

Capital Privado

El capital privado (Ventura Capital & Private Equity) consiste en una actividad desarrollada por entidades especializadas, basada en la aportación realizada de recursos financieros de forma temporal a cambio de una participación en empresas no cotizadas con elevado potencial de crecimiento. 

La participación puede ser tanto mayorista como minorista, pero siempre es una inversión transitoria que permite madurar el plan de negocio.

El objetivo principal del capital privado es contribuir al nacimiento, expansión y desarrollo de la empresa. Además de la aportación económica que se realiza, esta se puede complementar, mediante profesionalización de los equipos directivos, así como la aportación de experiencia en otros mercados y/o sectores o la apertura de nuevos enfoques de negocio.

Ventajas de contar con un fondo de capital privado:

  • Acceso a financiación en forma de capital. Las empresas tienen una forma de financiación adicional diferente de la bancaria y con menores costes financieros. Así podrán realizar una mayor inversión que la que podrían hacer con fondos únicamente internos.
  • Mayores beneficios, reduciendo la tasa de fracaso de la empresa. La empresa suele ser más productiva y eficiente.
  • Mayor profesionalización, internalización e innovación dado que aportan experiencia en la gestión de la compañía.

Características principales del private equity:

  • Inversión a largo plazo (3-10 años).
  • Iliquidez. El inversor no puede reembolsar cuando quiere, sino que tiene que esperar a vencimiento o buscar una operación de venta en un mercado secundario.
  • Flujos de caja bastante impredecibles. Estos tienen mucho riesgo a cambio de un rendimiento esperado en caso de éxito bastante alto.
  • En la fase de desinversión el inversor irá obteniendo pagos a medida que el gestor vaya liquidando las empresas.
  • Correlación muy baja con activos financieros tradicionales, lo que permite al inversor diversificar bastante su cartera de inversión.

Los elementos claves para alcanzar el éxito con un fondo de capital riesgo son la selección de gestores y la diversificación que alcance el fondo

Riesgos de la inversión en capital privado:

  • Falta de liquidez

Aunque existe un mercado secundario, es muy poco líquido y en muchas situaciones hay que vender en caso que sea necesario con mucho descuento (30-35% para fondos de capital riesgo de buena calidad).

  • Difícil de valorar

Dado que tiene flujos de caja inciertos y con frecuencia no periódicos, es difícil calcular un precio teórico y las valoraciones tienden a ser muy conservadoras y la mayor parte de ellas basadas en valores contables.

El auge del private equity en España

En España, la inversión en Capital Privado, durante el 2018 alcanzó una cifra histórica y se situó cerca de los 6.000 millones de euros en volumen de inversión.

El 77% del volumen de inversión proviene de fondos internacionales. El crecimiento de este tipo de inversiones es continuo en los últimos años, al igual que el porcentaje de la inversión en manos de gestores internacionales.

Las entidades nacionales privadas captaron nuevos fondos por valor de algo más de dos mil millones de euros.

Los sectores con mayor volumen de inversión en Venture Capital & Private Equity en España en el 2018, fueron Energía y Recursos Naturales (20,4%), Hostelería/Ocio (17,9%) y Comunicaciones (17,8%).

En términos de número de inversiones, los sectores más relevantes fueron Informática (46%), Productos de Consumo (9,1%) y Medicina/Salud (7,2%).

Te puede interesar:

  1. ¿Qué son los etf?
  2. Mutatis Mutandis ejemplos