Saltar al contenido

Actividades comerciales

junio 30, 2022 Modificado el 30/06/2022 por Idoia G. Munárriz
actividades comerciales

¿Qué son las actividades comerciales?

Las actividades comerciales son operaciones económicas dedicadas a la compra y venta de bienes o servicios que es ejecutada por empresas, personas independientes o profesionales para atender necesidades específicas de los consumidores con la intención de obtener un beneficio económico. Son ejemplos de actividades comerciales contratar los servicios profesionales de un abogado o la compra de materias primas por parte de una empresa.  

En palabras simples, una actividad comercial es aquella que implica la compra de  bienes finales o intermedios adquiridos por una persona o empresa que luego los venderá en el mercado a un precio más elevado que representa un beneficio económico. Es importante agregar que los servicios también forman parte de las actividades comerciales y pueden ser ofrecidos por profesionales o empresas especializas en diferentes áreas y mercados.

En general, los agentes económicos  involucrados en una operación comercial son el comerciante y el consumidor. El comerciante es la persona o empresa que compra el bien o que ofrece el servicio al consumidor y éste último es quién adquiere el producto en el mercado a cambio de una determinada suma de dinero. Vale decir, que la operación comercial representa un beneficio para el consumidor porque puede satisfacer su necesidad y para el comerciante porque obtiene una remuneración económica a cambio del bien que ofrece.

Asimismo, las actividades comerciales pueden desarrollarse a nivel local, regional, nacional o internacional todo depende de la capacidad de la empresa o comerciante y de las características del bien o servicio que se desea comercializar.

También existen diversas modalidades de comercio, siendo la física o personal la más conocida y recientemente se ha incorporado el comercio virtual como una de las más modalidades más populares a nivel global.

✔️ Descubre: qué es el comercio con ejemplos.

5 Ejemplos de Actividades Comerciales

Para entender mejor el concepto de actividades comerciales, veamos algunos ejemplos:

  1. Farmacias. Son establecimientos especializados en la salud que adquieren directamente de fabricantes o distribuidores diferentes medicamentos, artículos de higiene personal, equipos médicos o alimentos que son ofrecidos al consumidor final.
  2. Ferreterías. Se dedican a comprar diferentes herramientas, materiales y equipos para la construcción que luego son ofrecidos a los consumidores.
  3. Zapaterías. Compran o fabrican zapatos, sandalias o botas que son exhibidas para venderlas al consumidor final.
  4. Supermercados. Ofrecen al consumidor los productos que son requeridos en el hogar como víveres, detergentes, artículos de higiene personal, carne, enlatados, hortalizas, frutas o verduras.
  5. Mueblerías. Se dedican a la compra o fabricación de muebles, mesas, sillas o escritorios que se adaptan a los diferentes gustos, necesidades y requerimientos del consumidor que los adquiere.

Tipos de Actividades comerciales

Las actividades comerciales pueden clasificarse de acuerdo a varios criterios. Veamos a continuación cada uno de ellos.

Según el destinatario de sus productos

Se trata de una clasificación de las actividades comerciales de acuerdo a quién es el destinatario del bien y la cantidad en la que venden sus productos. Pueden ser:

  1. Mayoristas. Son aquellos comerciantes o empresas que venden sus productos en grandes cantidades. Suelen ser concebidas como un enlace entre los productores y los consumidores.
  2. Minoristas. Se refiere a negocios o comercios que venden sus productos en pequeñas cantidades y acostumbran a tener contacto directo con el consumidor.
  3. Mixtas. Son empresas que se dedican a vender sus productos en pequeñas y en grandes cantidades, adaptándose a los requerimientos de cada cliente.

Según la modalidad de comercio

En una clasificación de las actividades comerciales de acuerdo al tipo de comercio en el cual se desenvuelven las empresas y sus actividades. Pueden ser:

  1. Comercio interior. Son aquellas actividades comerciales que se desarrollan entre personas o empresas que habitan en un mismo país y operan con bajo las mismas normas mercantiles.
  2. Comercio exterior o internacional. Son aquellas actividades comerciales que se desarrollan entre personas o empresas que residen en países diferentes y se rigen por normas internacionales de comercio.
  3. Comercio electrónico. Es la compra y venta de bienes o servicios que se realiza a través del internet. Por ejemplo: Amazon, mercado libre o Alibaba.

Según el área económica

Esta clasificación se realiza de acuerdo al sector económico en el que operan la sempresas y pueden ser:

  1. Primarias. Se llevan cabo en el sector primario de la economía y se orientan a la explotación y extracción de recursos naturales en actividades de ganadería, pesca, minería o agricultura.
  2. Secundarias. Se desarrollan en el sector secundario de la economía y se especializan en la transformación de materias primas en artículos de consumo final o intermedio. Por ejemplo industrias alimenticias, petroquímicas o metalúrgicas.
  3. Terciarias. Se despliegan en el sector terciario de la economía y se dedican a la prestación de todo tipo de servicios. Pueden ser transporte, turismo, recreación, telecomunicaciones, bancarios o profesionales.

Según el propietario

Es una clasificación de las actividades comerciales de acuerdo a las características del dueño de la empresa y pueden ser:

  1. Pública. Son actividades comerciales que ejecuta el gobierno de un país con la intención de garantizar el acceso a determinados bienes o servicios para la gran mayoría de los ciudadanos.
  2. Semipública. Se refiere a aquellas actividades comerciales que distribuyen sus inversiones, acciones y ganancias entre el gobierno y las empresas privadas relacionadas.
  3. Privada. Son actividades comerciales en la que los mismos propietarios de la empresa son los accionistas y los que reciben las ganancias económicas derivadas.

Cuál es la importancia de la actividad comercial

La actividad comercial es de suma importancia para todas las economías del mundo, ya que es indispensable para satisfacer la demanda de bienes y servicios de los habitantes de un país. También promueve la liquidez en los mercados, fomenta el empleo y la estabilidad de la economía.

Además de satisfacer las necesidades de los consumidores, la actividad comercial también genera beneficios económicos para las personas o empresas que la llevan a cabo sin importar si el capital que manejan es de naturaleza pública, privada o mixta. En resumen, la variedad y estabilidad de las actividades comerciales representa una señal del buen funcionamiento de la economía de un determinado país.

Al mismo tiempo, las actividades comerciales de un país no solo satisfacen las necesidades de consumo asociadas a su población sino que también pueden satisfacer las necesidades de personas extranjeras a través del comercio exterior. De hecho, Estados Unidos es considerado cómo el mayor importador de bienes a nivel mundial y también se posiciona como el segundo mayor exportador de bienes. Según cifras de la Organización Mundial de Comercio en 2020 las importaciones de bienes y servicios de EEUU superaron los $2.8 billones, en cambio las exportaciones se estimaron en $2.115.611 millones. Aunque el saldo de la balanza comercial de este país es de naturaleza negativa (ya que importan más que exportan), para 2020 solo representa el 3,1% de su PIB (fuenta datos del Banco Mundial).

Finalmente, la actividad comercial constituye un enlace entre los diferentes países del mundo que no solo se limita al ámbito económico sino que también involucra ámbitos culturales, sociales, políticos, técnicos y financieros.

Bibliografía

  • Balanza comercial de bienes y servicios (% del PIB) 1960-2020, consultada en Datos del Banco Mundial, el 30 de junio de 2022.
  • Datos comerciales de Estados Unidos, publicados por la Organización Mundial de Comercio, Estados Unidos de América y la OMC, consultado el 30 de junio de 2022.
  • Urrosolo, M. y Martínez, E. (2018). Gestión administrativa del comercio internacional. España: Ediciones Paraninfo S.A.